domingo, 11 de noviembre de 2012

Sucedído hace mucho lo escribí hace mas y del Rey Arturo Cuenta la verdad.


Cantares de aquellos pliegos de cordel.
 
De España soldado allende los mares,
de un arma mal hecha, recibí un rebufo
que casi me mata.
Ahora sobrevivo contando estos cuentos.
Comprar unos pliegos a este pobre ciego.
Por ejemplo este en que se cuenta
La historia en la corte de el Rey Arturo.  
Comprar unos pliegos a este pobre ciego.
que coma caliente el y el zagalejo. 
 
En tiempos lejanos de ya ni me acuerdo hubo un reino.
Hubo Reina, Rey,  un Mago, doce Caballeros...
 
La reina era joven dicen que doncella, el rey era viejo.
Doce Caballeros.
Y uno de ellos que no lo era tanto o lo era en exceso.
Lancelot se llama y siempre soñaba cabalgar en ella
La reina doncella y el rey era viejo. 
Yo le comería sus pechos de nata y su florecíta de grana.
Y si eso pudiera también me aplicara, que el resto mañana.
Y da unos suspiros que parten el alma.
El negro deseo a Merlín el mago.
Lanzarote en celo cuitado le narra.
Y merlín se ríe la suerte esta echada.
Sean mil monedas ¿ de oro ? ¡ De plata ! 
Ante su mirada un filtro prepara extracto de hormiga
Ortiga picada.  
Son trece frasquitos. Mañana tu amada.
¿Y mi soldada?. Mañana.
Al día siguiente, aun de madrugada la reina se baña
Merlín travestido de sierpe o de araña
El filtro le pone sobre su corpiño.  
Congoja en palacio la reina padece la reina esta mala
Merlín dictamina que en ese trance sea un caballero
Que con su saliva le dé el sosiego, le vuelva la calma.
 
Lanzarote es llamado y de su tarea pronto es informado
Nunca en la botica del viejo palacio
bálsamo tan bueno se hubiera encontrado
Fierabrás milagro que en tres horas justas de tierno cuidado
A la reina ha curado. 
Cae la tarde, Merlín al mancebo le recuerda el pago.
Y este se ríe le insulta viejo estas chiflado.
Por esta simpleza esperas el pago
Cállate idiota viejo trasnochado.
Merlín se enfurece y antes de volverse
le amenaza airado. 
Mañana en consejo ante tus iguales
frente al rey postrado pagaras por esto
ante tus hermanos  serás humillado.
Lanzarote ríe
les dirás acaso porque no te pago.
Esa noche el mago de rata vestido
o tal vez de gato las calzas del rey la bragueta
ha untado.
 
Al día siguiente en el consejo Lanzarote tiene
que rodilla en tierra darle al rey consuelo.
 
Y mientras sonríe Merlín ya vengado contempla la mesa
Doce caballeros para once frascos.
 
Cuidaros vosotros chicos avisados que vais a por nata y os dan el nabo. 
De España soldado allende los mares, de un arma mal hecha, recibí un rebufo que casi me mata. Ahora sobrevivo contando estos cuentos. Comprar unos pliegos a este pobre ciego.
Comprar unos pliegos a este pobre ciego. 


Publicar un comentario