viernes, 25 de junio de 2010

Sin orden cronológico; pero que mas da...

Hacer una serie de Post`s dedicada Al Camino, implicaría racionalizar una información y ordenarla cronológicamente.  Pero como se puede poner orden en algo que es tan poco lógico como la fe. Como poner orden en los miles de millones de razones que han movido a gentes de toda clase y condición, a dejar su casa y caminar hasta el limite de la tierra. El mismo sitio a donde en cumplimiento del mandato del Maestro se dice llegó Santiago a predicar. El camino de La Vía Lactea.

Si leemos detenidamente el evangelio, la doctrina contenida habla de una filosofía de vida.

Poco al menos yo no acierto a verlo habla de estructura del gobierno de la iglesia.

Lo que me parece peor, es un taque a la forma de entender la religión judía. El sacerdote, la pomposidad del rito. La soberbia del docto en la ley contra la humildad del creyente. La parábola del buen samaritano son todos ejemplos que hablan de una religión del acto contra una religión de la retórica.

Cuando el cristianismo llega a Roma, y de la misma manera que había sido en Jerusalem.

Es para el no creyente una filosofía subversiva. El hecho de no tener esclavos, compartir tus bienes, respetar la vida humana, por citar algunos de sus principios. Es algo antisistema; que diríamos hoy.

La conducta cristiana, es una gota que enturbia el proceder de un ciudadano romano. No se da culto al emperador, no se hacen los sacrificios a los dioses, no se visitan los templos.

Sin sacrificios y cultos, la religión de Roma decae. Sin esclavos, la sociedad no funciona. No hay servicios, no hay obra publica, no hay circo ni gladiadores. Tampoco hay necesidad de guerras y menos en una sociedad igualitaria jerarquía militar aquella que sirvió de escalón a los primeros cesares para alcanzar el poder.

El reto cristiano es crear una nueva sociedad. Lo mas fácil imitar lo que ya existía, sacerdotes colegios sacerdotales, pontífices. Diáconos diaconisas y junto a ellos los -epi-escopos- literalmente el que mira sobre. Un supervisor de la doctrina, la limosna y la vida de las comunidades cristianas.

Por otra parte al numeroso Panteón Romano, hay que añadir los dioses y fuerzas adorados por los paganos. Recordemos que pagano es el habitante del pago, el aldeano. Mas dado a adorar al sol, a la luna, al agua, y las fuerzas naturales porque de ellas vive.

Este es el panorama social en que se predica la nueva religión. Poco a poco se absorben y cristianizan mitos y leyendas. Pronto se establece la ortodoxia y la heterodoxia. Pronto algunos cristianos comienzan a ser los puros los justos y no tienen empacho en torturar y matar a los que disienten de sus creencias.

Hay mucho que ver, hay que entender como se hace una imagen de Dios asequible a todos y como se conjuga filosofía griega, religión grecolatina, otras creencias y la nueva fe.

De ello hay aun abundantes rastros en la historia. Uno de ellos puede ser el camino de Santiago lo veremos despacio.

Darío
Publicar un comentario