lunes, 21 de febrero de 2011

Pase la noche leyendo a Don Francisco de Quevedo

Y heme aquí que al alba

encontré sobre la mesa

este folio mal escrito

imitando al gran maestro.

Las Grandezas de mí España.

Mangantes bufones putas

algún bujarrón contento

por poder poner el culo

en  de boda documento

se rila ya muy contento.

Políticos de tasca

cuatreros mecheros

parias piratas y basca

Gentuzas que de hacer leyes

hacen el oficio bueno

que por no tener oficio

con el hacen trapicheos

Vendedores de ilusiones

ladrones de toda laya

conseguidores de cuentos

son honestos imposibles

como virgen prostituta

caballeros de la uña

calentadores de asientos

Esa es la cara de España

la cara mal suturada

que en trocicos la partieron

para que hubiese cabida

de tanto ladrón contento.

Roban con autonomía

desfalcan la hucha del pueblo

viajan como potentados

y viven siempre del cuento

A Pascual que es tonto y fino

la sacan de su pensión

unos doblones de a ocho

para pagar la expansión

del idioma catalán

En tanto que su mujer

de alzheimer aquejada

no recibe dependencia

hasta casi la mortaja.

En Andalucía dicen

que cobra el que no trabaja

y en Cataluña repican

con truenos y malas caras

que se gastan sus ahorros

lejos de la seva pàtria.

Y quien lo grita y afirma

es el mismo que se gasta

en tonterías sin cuento

los florínes que prestados

pagará al extranjero con deuda

siempre avalada por el gran

Reino de España.

la industria hecha unos zorros

el textil por la China anda

nunca tuvo el principado

tantos mangantes con laña

Por Valencia hay un señor

al que le cortan los trajes

algún gran procurador

de esos que están en la cárcel.

Allá por el país vasco

el de los buenos figones

dicen que comer se come

Faisán al queo ¡Señores!

como dicen en Madrí

Faisán con ruba y al cava.

Y en Asturias o León

lo mismo que en Aragón

La Mancha o Extremadura

vive el mangante señor

ya sea en una alcaldía o

como corregidor.

Y por si el derroche fuera

de los que se cuentan pocos

para hacerlo mas redondo

tenemos Cajas de Ahorro

Baqueros que a Dracula

le dejarían sin su sangre

Chupopteros Sopla Gaitas

ladrones de toda laya

prevaricadores ciertos

y los ministros de espada.

Yo creo que por vergüenza voy a negar mi nación cuando me vaya de España

Darío
Publicar un comentario