domingo, 22 de julio de 2012

En Zamora recogí esta historia legendaria


Y como la zona es llena de romances y cantares se me apegó el estilo

Así la cuento. Tal como figuraría en los pliegos de cordel que los ciegos trashumantes hace años venderían.


Río Duero Castellano que en Soria toma sus aguas
y casi nos abandona en Zamora bien cercada.

Catedral castillo y casonas blasonadas
mas dos docenas de iglesias
de entre el mil y el mil doscientos
vetustas y milenarias.

Y en esa Zamora vieja Pedro el hijo del pellitero
a moza noble anhelaba.
Diz que fue por una trucha diz que fue por esas faldas
Al despensero de un noble Pedro le da con su daga
una tajada tan fuerte que allí mesmo entregó el alma.

Y el pueblo lo toma a bueno y el pueblo grita con rabia
a esos nobles matones que lo explotan y lo sangran.

Se reúne la nobleza Pedro en la cárcel para
y un tribunal adusto el la iglesia le prepara
una justicia que vengue la injuria a la sangre alta.

En La iglesia San Román en consejo reunidos
los fijosdalgo a coro muerte y escarmiento claman
a ese pueblo que aleve contra su poder levanta
amenazas puños fieros y las dagas
que con ellas amenaza y que con ellas los mata
Y el pueblo recrecido ante esta nueva bravata

A la plaza de la leña bajan por algunas cargas
y una vez acumulada en la puerta de la iglesia
tapándole bien la entrada le pegan fuego quemando
A los nobles a la iglesia y y a sus leyes desmadradas

Allí terminaron todos, dicen que hubo milagros
dicen que hicieron algaras lo cierto es el pueblo
si se tomó la revancha.

Deberían los que mandan tener presente esta
historia no sea que cualquier día
este pueblo cabreado pida otra vez cuentas
a la forma Zamorana. 
Darío 
Publicar un comentario