jueves, 5 de junio de 2014

Pechugas de pollo con garbanzos al ajo negro.

Ajo Negro (anthodiscus chocoensis)

Sorprendente plato de una austeridad espartana y delicado resultado.

Tomamos una pechuga fileteada, y la doramos en la sartén con muy poquito aceite. Una vez alcanza el punto la carne retiramos y reservamos.
Sobre el jugo que deja sofreímos unos garbanzos cocidos previamente. Les damos una pasada por la sartén a fuego vivo y en el último momento le añadimos un diente de ajo negro, cortado en láminas. Apagamos el fuego añadimos la pechuga. Dos vueltas por la sartén con el calor residual y a emplatar.
Sazonamos con sal del Himalaya
Sal de Himalaya

Publicar un comentario