miércoles, 5 de abril de 2017

Calle de las Putas perdón las rameras en Barcelona.

Barcelona es una ciudad puritana. O es una ciudad de un fariseismo que toca lo trascendente.
Tal vez solo sea sensación mia, pero parece tenemos una moral hemipléjica. Uno se harta de ver guerras con un solo ejercito, el invasor.

Días atrás me vendían en VallBona de las Monjas la idea coja, o intencionalmente coja, de lo que había sufrido el convento durante la guerra civil. Porque el convento había sido Cárcel y Cuartel...

Se me ocurrió preguntar si había habido quema y la guía contestó que si.

Entonces ¿pregunté con inocencia? Si quemaron y destrozaron fue el ejército republicano.

No me imagino yo a los Requetés Carlistas a los Falangistas vamos ni a los moros de Regulares quemando conventos...

Ese ejercito republicano, que según la teoría de los catalanistas, no existió, y que los otros los malvados fascistas bombardearon a un pueblo catalán indefenso.

En fin lo dejaremos allí; a estas alturas y con los conocimientos de historia que tengo, yo ya se que pensar.

Pero la hipocresía, sigue a caballo del día a día.

Sorprendentemente he encontrado que Barcelona tiene una calle dedicada a las putas, así tal como suena, pero sepultada bajo el disfraz de aquella burguesía de Mariona Rebull y El Viudo Rius. Ese que vuelve a su palco del Liceo el cuerpo de la esposa algo vaina... y pelillos "a-la-mar".

Pues si tenemos un rúa puteril y de putetas ese es el indicio y esa es mi certeza.
Tenemos en Barcelona una calle llamada de Les Ramelleres que corre entre los tajos de la calle Tallers (este nombre que podíamos traducir como tajos se lo debe la calle a que en ella se ubicaban muchas oficinas de los carniceros donde preparaban y vendían carne al corte, al tajo.)y La Calle Elisabets, llamada así por estar el convento de monjas de Santa Isabel, que se hacían cargo de la Casa de Misericordia de Barcelona que era asilo de niñas y jóvenes pobres.
Si buscamos en el Diccionario De La Lengua Catalana del IEC Institut de Estudis Catalans nos define: Rameller Ramellera Persona que fa o ven rams o ramells. En español duro y puro ramero o ramera. El DRAE en este caso dice que es una forma despectiva de prostituta.

¿Y porque me pregunto yo? Se llamará a la prostituta ramera. Abro para el caso mi navaja suiza para filologías y comienzo a buscar la etimología de ramera.
Parece que el nombre deriva de los ramos de flores que adornaban algunos templos grecorromanos, en los que las sacerdotisas se ofrecían al mercado carnal con los fieles.
La realidad de las sacerdotisas prostitutas, bueno y los “sacerdotisos” es mucho mas antigua. Y debe tener su origen en Babilonia. Al parecer eran relaciones con el contacto justo. Y se debían usar la posición del perro, es decir a cuatro patas.
La Biblia ya avisa al pueblo judío: Deuteronomio 23:18 No traerás precio de ramera, ni precio de perro (sodomita) a la casa del SEÑOR tu Dios...
Y aunque sean traducciones al latín del hebreo original ya queda claro la asociación de ramera con prostituta.
Mas tarde y por aquello de la simplificación bastaba una rama en la puerta de la casa para indicar que allí se ofrecía sexo mercenario.
Parece que San Isidoro nos da una pista de lo que era usual en su tiempo cuando escribe:
Ramus ad ianuam appensus corpus vendible significat. Una rama colgada en la puerta significa cuerpo en venta.
Aunque he de avisar que no conozco en cual de sus obras puede figurar. Si es cierto que la palabra figura en la Celestina por lo que ya podemos deducir que es un término consolidado.
Supongo que ahora mis lectores se estarán preguntando si estoy en lo que celebro porque probar que ramera sea sinónimo de puta no prueba que la calle Ramelleres tenga que ver con las rameras. Para ello basta acudir a Las Calles de Barcelona y buscar el nombre. Y aunque no directamente, si la explicación que nos proporciona Victor Balaguer en su libro de 1865 (aunque la calle ya tenía ese nombre en 1849)
Calle de Las Ramelleres:
Antiguamente se llamó del Xuclá. Otro día hablaré de quien pudo ser este juglar...
En ella está instalada la casa de Maternidad y expósitos que fueron instaladas el 1853 cuando fueron trasladados a ella los expósitos que existían en el Hospital de la Santa Cruz y que no habían cumplido siete años de edad.
Con esto creo que queda despejada toda duda. El nombre de la calle debe ser popular y deberse a la presencia en ella de estos dos centros. Que las rameras visitaban obligadas por los gajes del oficio.


Publicar un comentario