sábado, 7 de mayo de 2016

Los nuevos piratas


La caraba, la desvergüenza y el morro.
Generalmente los móviles los entregan “capaos” es decir con muchas de sus capacidades bloqueadas. Los Amos de la Red ¡Qué San Antón los mantenga en su piara! Intentan no solo atiborrarte de su publicidad sino que para ello vigilan toda la información que pasa por TU máquina. Conducta de inverecunda desfachatez, entre los colocadores de aplicaciones esta Google que desearía el monopolio y otros tan peligrosos como el gigante de Mountain View, California. La cuestión es que en esta guerra por la posesión de datos el último mono es el pobre usuario que mete en su bolsillo un caballo de Troya disfrazado de móvil.
Google “vende” su género de pacotilla como nosotros mercadeamos con el indio de América cristalitos a cambio de oro.
Pero el colmo de la desfachatez no es que cualquier aplicación tenga derechos a husmear mi vida, lo peor en esta carrera de abusos es que hay una versión de gorrino asilvestrado llamado Updtodown con sede en Málaga pásmate que al instalarse te avisa que se toma el permiso para hacer fotos con tu cam, usar tus correos y vigilar tu vida como si fuese tu ángel custodio.
Leche, leche, y me quejaba yo de los americanos y tenemos en Malaka, cartaginesa y fenicia en sus orígenes, un emporio del abuso en el acceso a la información privada.
Hay que jorobarse.
Publicar un comentario