domingo, 31 de marzo de 2013

EL FINAL DE LA HISTORIA.



Al final de los tiempos, se produjo una revolución y un interregno; durante el mismo, la tecnología y las ideas filosóficas se perdieron.
Los barbaros, que siempre habían amenazado el imperio, se hicieron con el poder y el gobierno.
Los políticos como en otro tiempo los nobles, fueron acorralados y ajusticiados, las inyecciones letales, mientras las hubo, se administraban tras juicios sumarios que solo duraban horas. Después se sustituyeron por linchamientos.  Internet había caído, la aldea global dejaba paso a un nuevo régimen tribal.
Solo existía la religión de la venganza.  Pasados los primeros mil millones de ejecuciones las cosas comenzaron a serenarse.  Quedaban algunas comunidades universitarias que guradaban las memorias con los avances de la ciencia. Pero casi ninguno de los supervivientes sabía entenderlas.
© Darío
Publicar un comentario