jueves, 14 de marzo de 2013

Hipo-tecas



Bien Mariano bien. Así que un señor Registrador de la Propiedad, que se le supone debe conocer la ley hipotecaria, como el Papa el rosario. Nos tiene en un país con una legislación que no cumple las normas Europeas.

Pues de anatomía anda usté fatal. El otro día hacía en el debate, la comparación cutre, de la circulación monetaria con la de la sangre.

¡Pero quien le escribe a usté los infumables señor Rajoy!

Mire sin que se entere nadie se lo explico yo ahora. Lo importante no es la circulación de la sangre, lo importante es que se mueva el músculo. ¿Lo entiende? El país, como el cuerpo humano, tiene que moverse. De nada vale el Torrente (el brazo tonto de la ley) sanguíneo,  si no hay movimiento,  es decir si no hay trabajo. Lo importante en un país, como en un cuerpo humano,  lo primordial es la masa muscular, es decir el curro y la ilusión de movimiento. Porque se puede tener movimiento con poco riego sanguíneo. Pero sin músculo  currante como que la sangre no vale pa na.  La sangre puede también llevar de un sitio a otro no solo oxígeno y nutrientes también lleva droga y veneno.

Por ejemplo como la corriente hipotecaria que lleva adicción a la usura y al fraude.

Comprende usted Don Mariano como puede cagarse una política financiero-fiscal

¡Si no pone en marcha correctamente los tejidos! Pues eso, haga usted una depuración de la mala sangre hipotecaria y gobierne para el músculo para el curro. En vez de extender anemia y miasmas.

S.S.S.S. Q.Le B. La M.

Eloy

Publicar un comentario