martes, 26 de marzo de 2013

Relato corto en 72 palabras y una interjección.



Los pordioseros se jugaban al Monopoly las guardianías.
Era un claro avance en su cultura financiera. Por primera vez, disponían de un mapa de rentabilidad del territorio.
Ubicados sobre el cartón del juego se sentían poderosos, todo funcionó bien hasta que uno de ellos compró una oficina bancaria.
Entonces se trasformó, como si una maldición estuviese agazapada e esa casilla, dejo de pedir limosna y comenzó a exigirla. El juego había comenzado.
¡Coño!
© Darío
Publicar un comentario