domingo, 21 de julio de 2013

Deliquios de poder



Hoy he tenido que despedir a parte del servicio. La crisis ya se sabe, pero también es cierto que el trabajador tiende a relajarse. Papá que es un buen director de empresa sabe mucho de ello, no en balde es la tercera generación de empresarios. Su abuelo su padre y el. Por eso yo me apoyo en su experiencia. Nada de innovar, mi bisabuelo que tenía un título nobiliario obtenido del papado. La de limosnas que le costó, bueno limosnas, y defender los sacros ideales católicos en las cortes de la primera república. Ya lo decía, la relación con el empleado ha de ser feudal. El patrón tiene que ser amo de vidas y haciendas de sus trabajadores.

Recuerdo que una vez leí unas notas suyas, comparaba la estructura social de Galicia y Cataluña. Mi bisabuelo, que era sabio, venía a deducir, que el empuje catalán se debía a la posesión de la tierra. La tierra es del amo y la cultiva al tanto el payes, el masovero así si se hace una nación grande. En Galicia por contra el paisano termina siendo el propietario de un minifundio, que al final solo produce hambre y grelos. Por contra en Cataluña la burguesía bien alimentada. Se puede liberar del arado para crear industria. De allí nuestra pujanza.

Pues lo que decía yo soy de esa casta burguesa y bonachona que ha hecho crecer el país. En mi se concentran generaciones de esfuerzos. Claro que nos han intentado amargar el estatus. A mi bisabuelo lo llamaron negrero, total por que tenía una zafra en Cuba con quinientos negritos. Personas que el compró y se preocupo de que recibieran la enseñanza cristiana.

Aun había entre los papeles de su despacho, una carta del arzobispo en que le disculpaba de la acusación de negrero atendiendo a que lo hacía para salvar sus almas.

Mi abuelo también tuvo problemas, peo estos fueron peores, no eran movimientos de independencia como en Cuba, no , no. Era la FAI los anarquistas, esos lobos sin entrañas que devoran tanto al trabajador cono al patrono. n fin mi padre lo tuvo mejor todo su mandato lo hizo bajo el gobierno de Franco, y aunque hay que reconocer que el galleguito se pasó en eso de dar derechos a los laborales ( seguridad social pagas de vacaciones etc. etc.) disfrutamos de un periodo de paz social duradera. Porque la paz, como tantas veces he oído decir se fundamenta en la fuerza pública y el garrote (garrote vil)

En fin que a mí me tocó el peor trozo de la historia.   La transición y la democracia, montamos un bipartidismo, para que una cierta elite hija del glorioso caudillo, se vistiera de izquierdas y pudiese acceder de vez en cuando a las tetas del estado. Era justo, creamos autonomías para que la burguesía local para que el pequeño propietario pudiese acceder al poder y a la administración. Eso si siempre bajo nuestra tutela. Pero ya ves al paso que van las cosas nos destrozan el país. Entre los orejanos de la burguesía y la izquierda nominal y advenediza nos han llevado al marasmo actual. Insolvencia moral y económica ah y sobre todo desconfianza. Mira si se producirá desconfianza que cuando los jueces quieren intervenir una empresa, cuando quieren entrar en la sede de un partido, hacen que ejecute la orden la policía nacional o la guardia civil. Nada de la fuerza autonómica, porque seguramente está plagada de espías que trabajarán tanto para el juez como para el poder local. ¡Qué desastre!

Bien que me alejo del tema, decía que hoy he tenido que despedir a parte del servicio. El primero al que he puesto en la calle ha sido al administrador. El motivo no tener correctamente dispuesta la cartera de mi padre. A él le gusta tener siempre dos apartados en su billetera uno con billetes nuevos de cien euros. Son para las propinas en el club social y otro con billetes muy usados de cinco euros para dar limosna en la calle cada día hay más menesterosos en las aceras. Hasta algunos turistas se paran a mirar. Incluso hacen fotos. El otro día vimos algo que nos produjo sonrojo. A la puerta de nuestra sede había una pobre pidiendo. Era eso si de un país de esos nuevos bueno nuevos en la UE o no se. Lo cierto es que pasaron un grupo de guiris. Se lo quedaron mirando y hasta la hicieron fotos...

Yo llamé a mi secretario y le dije:

González vaya usted a la puerta y averigüe que hace esa pordiosera allí y que pasaba con los guiris. Al momento me obedeció, volvió unos minutos más tarde y me dijo:

Señor he preguntado al guardia de seguridad, a Ivan el que nos recomendó su socio ruso.

Dice que los guiris se han sorprendido viendo a una paisana suya ejerciendo de indigente como lo hacía en su país. Que por lo poco que les ha oído, la conocían de pedir limosna en la plaza mayor de su ciudad natal. Por lo visto comentaban divertidos que hasta los pobres han salido ganando con la unión a la CEE. Decían mira hasta la muraturi (algo así como la pepinillos) hace turismo y se han marchado riendo.

Bueno pues si, he despedido al administrador, no era capaz de tener la billetera de mi padre en condiciones. Ahora buscaré otro para el puesto, pero esta vez le pagaré menos y por cierto mejor que en vez de billetera prepare un monedero con chatarra de diversos países. Así les hará más ilusión recuperar una moneda que algún adinerado estraperlista de su pueblo se dejó en Barcelona ¿no os parece?

En fin voy a llamar para que preparen la liquidación del mozo del garaje, es la segunda vez que el me entrega el todo terreno un Hummer limpio. Cuando le tengo dicho que debe presentar unas manchas de barro rojizo como si regresase de un safari en Centro África. Señor tenga usted un vehículo de esas prestaciones y te lo dejan como si fuese a desfilar en la pasarela 080. En vez de aparecer tan polvoriento como si hubiese acompañado a nuestro rey a un safari...


Publicar un comentario