miércoles, 19 de agosto de 2015

La espada del brujo II

El Elfo
Creo que el anciano prosiguió así:
-Aseguraban que casi al final de la trocha que la recorre por su fondo, cuando las paredes opuestas se estrechan hasta que un hombre las puede tocar a la vez con sus dos manos, allí donde los conocedores del terreno saben encontrar un paso hacia el otro lado de la sierra hay una piedra en forma de cono que oculta la entrada de una cueva. Aseguran que la cueva está repleta de tesoros pero para acceder a ellos hay que conocer un conjuro secreto que descorre los mágicos cerrojos que la sujetan.
Cuentan desde hace por lo menos tres siglos, que un joven pastor de ovejas habituado a dormir al raso con su ganado bajó al pueblo contando, que muchas noches se acercaban a su fuego de campamento tres jóvenes elfos al parecer dos varones y una hembra. Alguna vez había compartido con ellos sus sopas o el queso de su cena. Llegó la historia a oídos de su madrina una anciana que tenía fama de curandera sabia para unos y reputación de de bruja para otros.
Lo cierto es que mandó llamar a su ahijado y cuando lo tuvo delante le dijo:
  • ¿Que es eso de que tienes tratos con los espíritus del bosque?
  • No son espíritus del bosque son elfos.
  • Ya ya, seguro que son tres dos varones y una hembra.
  • ¡Si! ¿Cómo lo sabes?
  • Calla como no voy a saber lo que te pasa, fui tu madrina y seré tu prónuba como manda la tradición. Yo también recibía visitas de esos elfos. Son dijo mientras los describía Thom Tham Thina, y los describió tan bien en sus rasgos que el ahijado no dudó que los conocía.
    Bien escucha esos tres elfos forman un matrimonio o triada elfica si quieres hacer fortuna solo has de atrapar a uno de los machos. Entonces tu prisionero y hasta la pareja llorarán y te ofrecerán todo lo que quieras para que lo liberes. Pero recuerda solo debes capturar a uno de los machos. Si te equivocas y lo hace con la hembra sus dos maridos te llenarán de maldiciones.
  • Bien lo tendré en cuenta, ¿pero cómo consigo capturarlo?
  • Es mu fácil primero tienes que poner una cinta amarilla en tu sombrero después pasas en la cinta una pluma de buitre y una flor de ortiga. Cuando le eches encima el sombrero la flor y la pluma impedirán que escape eso es magia. Entonces te pedirá que lo liberes y tu contestarás que solo a cambio de un secreto. Le pedirás que te de o te diga como... pero ten cuidado con lo que pides porque los elfos son seres muy bromistas y si cree que abusas te puede dar una respuesta que te llevará a la perdición.
    Dicho y echo a la mañana siguiente nuestro pastor había cambiado la cinta de su sombrero, puesto la pluma de buitre y la flor de ortiga y anduvo impaciente toda la tarde esperando que con la llegada de la noche tendría ocasión de ver y capturar a un elfo.
    Pero para la noche aun quedan unas horas que yo pasaré durmiendo.
    Hasta luego. Bueno bueno ya is adelanto que todo fue muy bien y el pastorcillo tuvo la suerte de su parte porque sin saberlo capturó al elfo andrógino, el bisex que diríamos ahora. Y eso tiene espacial premio y ahora si hasta luego...
Publicar un comentario