domingo, 9 de agosto de 2015

Leyendo a Eduardo Moga.

Catedral de Birmingham medida desde satélite

A Eduardo, que conocí en el Ateneo de Barcelona en una presentación de Blanca Jiménez Ruíz. Es un escritor y traductor de pluma desembarazada, que tiene la facultad de embarcarte en sus narraciones.
Tiene en su haber Eduardo, una traducción de Hojas de hierba del poeta estadounidense Walt Whitman, recomendable además de por el trabajo de traducción por lo completa de la edición elegida. Ya que Whitman publicó bajo ese título sucesivas ediciones aumentadas.
Hoy leía de Eduardo dos Corónicas (como el las llama) de un viaje a Birmingham, y de su mano repasaba yo unos sitios ignotos para mi cultura viajera. Y lo que es seguro que permanecerán en por mucho tiempo en ese limbo dada la urticaria que me produce a mi todo lo inglés, desde el God shave the Queen (hacen falta bemoles tener una reina a la que dios sirve de barbero) hasta los hooly-ganster literalmente santos-ganster que debe referirse a los piratas que hostigaban y robaban a los galeones españoles o directamente a los colonizadores de China a base de opio.
Por eso leo a Moga porque pone la prudente distancia que yo necesito y hoy he descubierto como seguir desde la altura como un dios en el Olimpo las aventuras de Eduardo. Y es que puedo conectar el google maps y pasando a la visión de satélite saber que si que gracias a la herramienta de medida puedo saber no solo la orientación aparente de la Catedral de Birmingham también hacerme una idea exacta de sus medidas o de la distancia en millas desde la Catedral hasta el Bull Ring, exactamente 10 minutos andando para un cuarto de milla.
Pues sí puedo leer a Moga y seguir sus andanzas por satélite y mi urticaria inglesa ni aparece.
Publicar un comentario