domingo, 31 de enero de 2016

Manifestación Hoy


Hoy había “mani” nacional. Españolistas, legionarios, falangistas, ciudadaneros, y otros más.
Los había con una caña de pescar telescópica de esas de cinco metros y su correspondiente bandera española en lo alto. Se reunían en la Plaza de San Jaime, frente a La Generalitat. Plaza llamada también de la constitución, por La Pepa y a la que el señor alcalde escogedor, escogió quitar su nombre que eso es triar y el resto mamandurria.
No había un eslogan unitario, tampoco he oído el Oriamendi ni en primera ni en segunda versión. ¡Eso que decían que los de CIU eran Carlistas! Que manera de mentir los de CIU, eran y son, mangantes como el 90% de los políticos españoles. Y lo eran y lo son por acción u omisión, que tan delincuente es quien percibe comisiones como quien las paga.
Quien conoce y no denuncia como quien hace del 3% (Homo mensura) la medida de todas las cosas.
Aunque hoy se trataba de hacer de una nación la medida de las cosas, de todas las cosas.
Debe ser en ese viaje hacia la nación catalana que se ha producido el desajuste siguiente:
En un bareto -que dicen los modernos-, un café para la inmensa mayoría, uno de esos establecimientos que han debido reciclarse para vender el bocadillu (entrepà) y la tradicional tapa catalana, bajo la presión del turismo que nos invade. He asistido a la esta conversación el guiri (vuelven los carlistas) preguntaba sobre el contenido oculto en la “clivella del pa” y la moza, digo la pubilla, que debe derivar de poseer o tener el pubis pelut, ha dicho: Es de salami, osea como el fuet. Con lo que la despachado el proceso cognitivo de los forasteros como quien aplica la ley de educación.
Y hay que jorobarse, la independencia no solo transforma la industria catalana de cafés a baretos de tapas o las braserias originalmente establecimientos dedicados a la fabricación y degustación de cervezas en antros donde se puede consumir una mala imitación de asado argentino con coca-cola.
Publicar un comentario