martes, 14 de junio de 2016

El debate y la cena de los necios..

Inmoderdos impertinentes (poco pertinetes) solo los analistas hablan de ello.
¿Quien ganó el debate? Lo ignoro, pero me temo que lo perdió la nación el país o la gente.
Para estos gorrinos cebados del dinero público solo existe el frente ideológico, de los posibles frentes conocemos dos, caducos incuestionablemente caducos PP y PSOE y dos renovadores inmaduros.
Pablo Iglesias como nuevo quijote no deja de atacar un mundo ideal y odiado a partes iguales, un mundo que ni comprende, ni le interesa. Y aun en el caso que le interesase es dudoso que pueda entenderlo. Inmaduréz sería su definición inmadurez toxica por cierto.
Albert Rivera mantiene un cierto aire de comerciante catalán dispuesto a vender su paño al mejor postor.
Mariano ha debido pactar con la COPE una bendición especial de Santiago (Santiago siempre bendice a los gallegos) pero no se da cuenta que las milagrosas apariciones del apostol son cosa de la reconquista, y eso terminó hace medio milenio. Él y su modelo el y tenemos razón es la mayor majadería política que desde la PEPA a galopado España. Vamos que con boina de requeté un talonario de la banca, y un báculo episcopal estaría mas que definido.
Y como guinda Pedro, un partido secuestrado, el PSOE que ya no nos ofrece otra cosa que esperpentos. Pedro es un zapaterismo de segunda división si es que eso era posible. Inconsistente impresentable indeseado, no es raro que los social cristianos tengan tentaciones paulinas. Pero Pablo ni se caerá de caballo camino de Damasco ni después de arremeter conta los molinos que mueven la economía que para el son gigantes ogros gigantes.
Ayer se escribió un capítulo más de la cena de los necios...
Publicar un comentario