lunes, 11 de julio de 2016

Vuelvo con Centauros esa narración empezada de la que no tengo aun autorización para publicar lo que quiero.


Hay veces que los ojos ven sin mirar, pero si les antepones una cámara a modo de anteojos los pequeños detalles resaltan. Cuantas historias se pueden imaginar en un trozo de suelo.

Hace un momento recordaba la peregrinación de jóvenes a Santiago, algo que yo vinculé al campeonato de fútbol Europeo. ¡Y si a pesar de la baja de CR7? Portugal se hizo con la copa. Es como cosa de santos.

¡Han pasado tantas gentes por esa plaza! Cuantas historias y alguna histeria podrían contar sus piedras.

Andaba yo cerca del Pórtico de la Gloria, en un acceso que lleva años cerrado, desde que un mal escritor y peor novelista decidió escribir sobre los templarios y su obra...

Por cierto me apunta pedro que no hay poderes ocultos. Si quedase algo del Temple Dan Brown ya habría pasado a mejor vida. Yo lo miro y dudo. Y le pregunto ¿Y si el juego es ese? Ridiculizar al poder, y a la sabiduría para que a puro trivial ¡pensemos qué no existe!

Yo he viajado por tierras extremeñas y manchegas he visto la urdimbre del Quijote. Un aventurero trasnochado que tiene sus aventuras en un área muy precisa entre la falla más activa de España, y la vieja zona volcánica donde se estableció la orden de Calatrava. Sabes hay un santuario con una virgen negra... bueno hay casi dos en linea recta.

Luego al volver pasamos cerca de Bembibre, lugares donde Gil Carrasco hace correr su novela de templarios felones y traidores...

No no ellos están allí pero no son como los creemos, son seres con una percepción especial de la realidad. Hombres que conocen el ser de las cosas, el creador de la máquina de Anticitera, Copernico o Galileo tal vez Pascal o Newton o las personas que discretamente fueron sus maestros... Porque como se puede ser tan bruto y tan sabio...

¿Sabías qué Newton? Una mente privilegiada para la física, se arruinó con una especulación financiera que era tan insostenible como la doctrina de la tierra plana...

Pero me voy apartando de la noticia. Lo importante es que en el acceso Al Pórtico de la Gloria, se ha inaugurado un parking de botas... Así el peregrino puede encadenar sus botas a la ventana y acceder descalzo y desnudo al templo jacobeo... al campus estelae porque el peregrino debe llegar descalzo y desnudo al conocimiento.
Ya sabes el aforismo chino, que nadie juzgue a nadie, ni no ha caminado al menos una jornada, con sus zapatos...
Publicar un comentario