miércoles, 9 de agosto de 2017

Religión y símbolos


Reflexión y técnica. La Historia nos esconde la realidad delante de nuestros ojos.

Hablaba en la aportación anterior de la falsedad del Imperio Carolingio. Un decorado con grandes vacíos, un escenario que durante el romanticismo se rellenó al gusto de cada nación.
Supongo que mis lectores se preguntarán si no me excedo, creo que no.
Carlomagno en un Franco, de una familia que combate a los árabes (musulmanes perdón) en tierra franca y al que se le cuelga una supuesta Marca Hispánica.

Pero la realidad permanece escondida ante nuestros ojos. No es como lo cuentan. En la corte de Carloman, nace la escuela palaciega; un soporte cultural.
La escuela áulica de Aquisgrán, dirigida por Alcuino de York, un clérigo de Britania quien cuenta con la ayuda de los prestigiosos sabios de la cristiandad. Los sabios no son obra de Carlomagno, los sabios ya están.

Basta hojear, los primeros capítulos de Los Heterodoxos Españoles, de Menéndez Pelayo, para comprobar que la iglesia se ha mantenido en crecimiento durante estos ocho primeros siglos. Concilios, sínodos, herejías; diálogos y dialécticas nacidas en el seno de unas comunidades letradas, que conocen y escriben en un latín tardío, y donde como en el caso de San Millán aparecerán los rudimentos escritos del Navarro-Aragonés y el Euskera.

Los monasterios hablan entre ellos en latín, predican en el romance vernáculo o la lengua ancestral de los vascones.
Son cerca de mil años, de creencias, de adaptación de la filosofía al Credo, -quiero decir Al Símbolo del Concilio de Nicea- Concilio de Nicea presidido por Osio obispo de Córdoba.

Porque hay veces, que algunos historiadores, aparecen como magos, se sacan de la chistera un Carlomagno, o mucho más creativo un Renacimiento porque llegan a refugiarse a occidente unos sabios procedentes de Bizancio.
¡Hombre no me hagan disparatar!
Los francos con o sin Carloman; como después la eclosión renacentista necesitan un campo abonado, un tejido cultural previo.
Los sabios de Bizancio encontraron a su llegada gente con suficiente conocimiento del latín y el griego como para poder comunicarse.



Este es el poder que apoya a Carlomagno, y tal vez el saber guardado en San Pedro de Siresa.
El monasterio de río Aragón, con cimientos visigodos me hacía deducir con la noticia del viaje de San Eulogio de Córdoba, su filiación carolingia, en realidad su conexión con la iglesia europea.
La historia dice que en el año 848, Eulogio quiso hacer un viaje a La Galia, pero no pudo hacerlo, porque Guillermo de Septimania, estaba en guerra con Carlos El Calvo (era hijo menor de Luis el Piadoso , hijo a su vez de Carlomagno) y liberador de Barcelona a la que vino a acuñar una moneda (ver post anterior.)
-Recordemos- que la Septimania era parte del Reino Visigodo de Toledo. Que se corresponde mas o menos con el Languedoc-Rosellón. Eso que después cristalizó en llamar Cataluña Norte. Pues bien, los famosos condados catalanes de la Marca Hispánica, estaban separados del imperio por una guerra personal entre un conde rosellonés y el “Emperador”.
Yo ya conocía San Pedro de Siresa, y conocía su factura había leído sobre su estilo identificable como carolingio. También es cierto, que me había llamado poderosamente la atención los comentarios sobre riqueza de su biblioteca.
El monasterio está sobre una calzada romana, y era camino militar entre la Galia y Cesar Augusta. Fue, hasta la construcción del hospital de Santa Cristina, en el Sumun Portum, (Somport) la ruta mas corriente la llamada Viam Famosam.

De este territorio, llamado Aragón por el río, fue conde Aznar Galindez, (sobre Aznar y su etimología habría mucho que decir, unos lo hacen hispano otros vasco y otros árabe) lo fue hasta que expulsado por su yerno García el Malo, se refugió en La Cerdaña y Urgel.
Y recordar como aragonés, que Pedro I el hijo de Sancho Ramírez nació del matrimonio de este con Isabel de Urgel.

Ahora voy a proponer un juego: Pedimos a Google Maps que nos localice Westfalia a continuación le pedimos que nos trace la ruta a pie hasta Zaragoza, diligente, la máquina nos da un itinerario de 1464 Km y nos enseña desplazando la ruta los pasos fronterizos mas “accesibles” Sin contar Roncesvalles, Roncal, Somport, como pasos o puertos de montaña. No figura el puerto del Palo, el de Siresa, pero no es difícil trazar la ruta.

Sorprende ver que el trazado es prácticamente una linea casi recta, aun ignorando La Viam Famosam. Hoy a la iglesia ha vuelto la lápida de mármol (datada a finales del siglo IV) que habla de lo caro y difícil del mantenimiento de esa vía. Como quiera que la crónica carolingia no cita ese paso, podemos suponer que para los años 774 780 cuando se fecha el asedio de Zaragoza por las tropas de Carlomagno la vía era intransitable para un ejercito medianamente regular.
Ahora si me lo permiten daré un salto en mi tiempo y mi espacio. Estoy intentado tener perspectivas históricas diferentes a lo usual. Yo no soy historiador y por eso creo me puedo permitir la diacronía, es decir picotear aquí y allá para hacer una pintura personal, para interpretar sin rigor la historia o sus monumentos.
Recuerdo que en una visita al monasterio de Guadalupe, el franciscano que me servía de guía, contaba la leyenda, según la cual, la Virgen de Guadalupe era una imagen hecha por el propio San Lucas. O en su defecto en un taller de imaginería en palestina.
Mi mente, atenta al relato comenzó por pensar:
Palestina, no recibió ese nombre, hasta muchos años después del trienio 70 73 de nuestra era. Y aún habría que pensar si la fecha del nacimiento de Cristo está correctamente fijada. Hay una diferencia de años entre el censo de Augusto y Herodes como rey títere en la zona.
En realidad Palestina es una corrupción dela palabra Filistea. Roma, (Tito) decidida a terminar con el pueblo judío, no solo destruyó Jerusalén y derribó El Templo. También asaltó poco después la fortaleza de Masada en el 73. Se dispuso; que a partir de esa fecha, el territorio se llamase Filistea, es decir, la tierra de los filisteos, los tradicionales enemigos del pueblo judío.
Se supone, que palestina es una corrupción tardo latina. Una corrupción que se producirá con la caída del Imperio Romano.
Por su parte, el recopilador evangélico, que se reconoce bajo el nombre de Lucas; era con toda probabilidad un griego o un judío griego, de la diáspora.
Perdonarme si no doy los datos que me llevaron a esa creencia.

En el Arco de Tito, se ve entre otras cosas, La Menorá o candelabro de los siete brazos, entre el botín obtenido en el saqueo del templo.
Volviendo a María, una mujer que había tenido un hijo en el año cero, debería tener alrededor de 90 en el 73.
Nuestra tradición dice que María, después de aquella primera y trágica pascua cristiana, se refugió en Eféso, fundación griega, en esto habría una aproximación al evangelio de Lucas.
Síntesis de la leyenda me dice que el sentido es doble, la realidad es otra, el mensaje, escondido dice:
Fue un regalo, de -San Gregorio Magno Papa- a San Leandro. Lo que subyace es -el culto a la virgen y el culto a las imágenes esta perfectamente de acuerdo con el credo ortodoxo católico. Eso quería decir el inventor del relato.

Después, en un intercambio rápido de ideas con el “cicerone” me llevó a preguntarle sobre la virgen negra.
La respuesta, por simple y clara casi me hace tambalear.
-No existe ninguna virgen negra-. Lo que sucede es que en el siglo XVI por una interpretación arbitraria de l Cantar de los Cantares 1:5
(Soy morena pero preciosa, oh hijas de Jerusalén o Negra soy y bella, hijas de Israel)
Se pintaron las imágenes de algunas vírgenes de color negro moreno. En nuestra imagen de Guadalupe se nota que el color se dio solo a las partes visibles de la imagen.

Me lo apunto. resulta que para ser acorde con la creencia y con el rito las imágenes pueden cambiar con el curso de los años.
No me estoy refiriendo a cambios de la estética temporal ya sabemos que hay vírgenes románicas góticas renacentistas y barrocas...

La representación muda conforme al canon oficial del momento, conforme a la necesidad evangelizadora del momento.
La imaginería mariana, y es una de las mas abundantes, también hay celebraciones en todos los meses. Eso sin contar advocaciones locales. Hay templos y ermitas marianas en el monte y en la playa, (alguna imagen es sacada todos los años del fondo del mar... si esto no es evocación el nacimiento de Venus díganme que puede serlo)

La casi totalidad de vírgenes medievales son imágenes trono, es decir María está sentada en un trono y tiene a su vez a su hijo Jesús sentado o más raramente de pie sobre sus piernas.
Dicen que en imaginería, el símbolo se remonta a Isis, que era el nombre griego de una diosa egipcia Ast, que significa trono. Fue denominada "Gran maga", "Gran diosa madre", "Reina de los dioses", "Fuerza fecundadora de la naturaleza", "Diosa de la maternidad y del nacimiento".

No parece raro que María se la adorne con esos atributos.
Para mi, aficionado a la historia, con mas intereses novelísticos que otra cosa. Con mas interés, en el hombre que en los hechos, en las motivaciones que en las causas, es fácil comprender y hasta enlazar algunas con suposiciones. Tal vez sea para mi sencillo, ver similitudes entre algún lienzo de La Iglesia de San Lorenzo en Florencia y otras representaciones mas cercanas. Ver en algún Heracles y el León de Nemea, convertido en San Roque, o similitudes de composición entre Hermes y el niño Dionisio, alguna imagen de culto posterior.

Los primeros años del cristianismo, se debieron caracterizar por el desarrollo del rito.
Se atraen otras religiones y otros credos. Y creo que se debió incorporar la parafernalia pagana a lo puramente crístico. El agápē (en griego ἀγάπη) tiene para los griegos el sentido amor incondicional y reflexivo. En el cristianismo el amor incondicional.
La Iglesia (ekklēsía en griego) tiene originariamente el sentido de asamblea, y pasara a designar el edificio que la acoge, el cabildo, el grupo sacerdotal que la administra.

Una vez alcanzada la expresión libre de la religión cristiana, usa lo que romana, llamaríamos un espacio multimodal. La Basílica. En eso primeros tiempos, ágape y basílica son misterio y sitio. El ágape se viste y reviste de ritos y gestos, que rememoran sin sangre el único sacrificio. Que evoluciona hacia lo que hoy llamamos misa. De la basílica llegaremos al templo cristiano.

En Roma, había templos a todos los dioses y a todas las religiones.
Había un capitoste central, el pontífice máximo , (literalmente pontifex maximus el hacedor de puentes). Cuenta la historia, que su misión era mantener los puentes sobre el Tiber, y que también fijaba el calendario, los días fastos y nefastos.
Durante la república su numero fue en aumento, hasta que Julio Cesar acaparó el titulo de pontífice máximo. Como tal, debió hacer la reforma del calendario (calendario juliano) que vino a sustituir al de Numa aunque... no acertó a protegerse de los días nefastos escondidos bajo el fasto de los idus de marzo.
Y es que los idus de marzo están mas vinculados de lo que parece a la religión cristiana. Se celebraban en la primera luna llena del año, casualmente la pascua judía también se determinaba por un plenilunio el de primavera. Los dos religiones comienzan su año litúrgico con un calendario lunar.

Volviendo a los pontífices, su trabajo consistía también en supervisar la religión y sus ritos. Mantener a los dioses satisfechos. Un pueblo tan supersticioso como el romano tenía ritos propiciatorios para todo.
La ciudad romana, construida muchas veces como extensión de un campamento militar, se disponía, salvo que un viento local intenso no lo permitiera, perfectamente orientada. Cardus Maximus dirección norte sur y Decumanus Maximus perpendicular a esta en dirección este oeste.

El trazado de el plano en el suelo, era el primer paso. Hallar las direcciones de los ejes era tarea fácil para un arúspice. Había varios sistemas, clavar un par de lanzas en el suelo de forma que la visual de sus partes altas quedasen alineadas con la estrella polar (norte geográfico) ya tenían un linea paralela al meridiano sin tener ni idea de que era el meridiano. Una segunda que consistía en hacerlo con el sol naciente, lo que permitiría fijar un paralelo.
En este segundo método, el sol sufre un desplazamiento paulatino que va del solsticio de verano al de invierno. La salida del sol tiene un recorrido aparente sobre el horizonte de +/- 23º 27' sobre el punto equinoccial.
Esta traslación aparente, que ya era usada por los egipcios, para que un día al año la luz de Ra alumbrara el fondo del templo, es muy muy antigua. Parece que Stonehenge fue un calendario sideral.

Roma usaba el sistema en sus templos. Los árabes también supieron jugar con la luz, como sucede en el Salón del Trono de la Alhambra. Y el Panteón de Adriano transformado hoy en iglesia, acoge para Pentecostés, un rito donde se dejan caer pétalos de rosas rojas, desde la linterna evocando los dones del Espíritu Santo.
Creo que es en la muralla romana de Mérida, hay un aljibe, romano, que toma sus aguas del freático del río. Cerca, hay en la piedra grabada una venera, algo que nos habla de la diosa Venus, pues bien al caer la ciudad en manos árabes, como imagen, y más como imagen de otra religión debería haber sido repicada. Pero alguien dijo que su significado era: todos “los mundos” miran a La Meca, y allí seguía hasta ayer.
Y es que las religiones, pueden aprovechar con total descaro símbolos de otras creencias. Y como ya es muy extenso esta aportación dejo para otra próxima un repaso a las iglesias e imágenes en los dominios aragoneses allá por los principios del primer milenio. Y prometo hablar de técnica...


Publicar un comentario