domingo, 3 de mayo de 2015

Efemérides "Lejos de Nosotros..."

Universidad de Cervera

El Mundo está Roto. A Casimiro Garcia lo dimiten, ¿como puede un tío? Llamarse casimiro y ser periodista casi-miro. Miro pero no, miro pero menos.

Por su parte Prisa la del País tiene que vender Canal Plus para salvar los trastos. La Vanguardia hace tiempo que se vendió a Mas, y de ABC ni te cuento.

La edad de oro de la prensa española fue el siglo XIX. Nunca hubo mas diarios (tampoco nunca se cerraron tantos) ni nunca España tuvo mas analfabetos.

La pregunta es: ¿La crisis está en la prensa?

O es la sociedad la que ya no necesita el medio prensa. Porque hubo un tiempo hasta con Franco (eso lo dicen los sociólogos) que llevar un diario bajo el brazo era una reafirmación de identidad. No era lo mismo llevar el ABC que Ya o el Pueblo.

Me temo, que en realidad la sociedad es la que han cambiado. Los herederos de la dictadura, si es que heredaron algo, han terminado por arruinar la herencia.

Franco dejo una nación con una abundante clase media, era su éxito, o el éxito del desarrollismo de los 60.

Hoy eso sobra no hace falta colchón vamos a la bipolarización izquierda de Podemos derecha de Ciudadanos. Vamos vamos...

Hoy es día 3 de Mayo día a recordar porque con esa fecha el Claustro de LA UNIVERSIDAD DE CERVERA o por lo menos una parte de ella enviaba a Fernando 7º (no me da la gana ponerle números romanos) el famoso memorial que decía aquello de Lejos de nosotros la funesta manía de pensar.
Esto lo decían en un ambiente de guerra en Cataluña donde la derechona mas de derechas que el propio rey andaba a tiros con los liberales o lo que quedaba de ellos. Era la guerra de los malcontents o de los agraviados catalanes, que clamaban por que lo ominoso del régimen aun no había sido suficiente. Hacía falta mas horcas y más garrote.
¡Viva el Trono y El Altar!
¡Vivan las caenas! ¡mueran los negros!


Señor cuando los curas suben al púlpito mal, pero cuando bajan (al ruedo político) peor. Y así con una bipolaridad larvada transcurrió todo el siglo XIX. Y así diciendo que pensar es una manía funesta y obrando en consecuencia, la izquierda se vistió de centro y y la derecha dijo que el centro es su feudo.
Pero no es cierto, aquí y ahora solo hay dos posiciones y contrarias. La del que quiere tener a toda costa y la del que no tiene ni tendrá.
La del sindicalista corrupto viviendo de derechas, tan esperpéntica o mas que el arzobispo cristiano y su pisito de un millón de euros.
La del político feudal dispuesto a poner tasa y gabela a todo lo que quepa en su radio de acción.

Pues si señor resulta que tenían razón los de Cervera Lejos de nosotros la funesta manía de pensar. Aquí lo que hay estar es al plato y a las tajadas.
Lo demás es filosofía.
Publicar un comentario