jueves, 5 de febrero de 2015

Nudo Gordiano

Dice Herodoto y cuenta la leyenda que hubo en Frigia un rey que se llamó Midas. Midas era hijo de Gordias y la leyenda mitológica dice que los reyes de Frigia se llamaban alternativamente Gordias y Midas.
Su capital era Gordio y allí conservada en su acrópolis se guardaba la carreta cuyo yugo estaba sujeto por un intrincado nudo. Aquel de el que la leyenda decía que solo el que lo desatase sería el dueño de Asia.
Supongo que recuerdan la solución que le dio Alejandro Magno lo cortó de un tajo y se hizo dueño de Asia.
Bueno yo estaba hablando de Midas que fue como es obvio un descendiente del tal Gordias. No se sabe que Midas hiciese nada con el nudo, lo que si parece que uno de ellos aficionado al oro como pocos le pidió a Dionisios (El Baco Romano) El dios de la borrachera le concedió a Midas la borrachera del oro, quiero decir que midas trocaba en oro todo lo que tocaba. Midas casi murió a consecuencia de este don no podía comer ni beber pues el alimento y el agua se transformaban en oro cuando los tomaba. Total que tuvo que pedir que le retirara el don para lo que fue menester se lavase en un río.
Esta sencilla historia, que nos legaron los griegos sirvió durante mucho tiempo para que el pueblo sabio comprendiese, que el oro no se come.
Pero transcurrido el tiempo el oro dejó de ser patrón monetario porque la ambición de los hombres le pidió a Baco Dionisios la buena vida la borrachera del consumo y Baco la concedió. Entonces el dinero dejo de ser oro y se sustituyo por unos papeles y mas tarde por unas anotaciones en una memoria de ordenador. Que según se decía estaba amparado a su vez por otras anotaciones que se llamaban deuda pública. La deuda de los estados. Sucedió que los nuevos reyes Midas afectados de la misma enfermedad que su antecesor todo lo que tocaban se transformaba en dinero, o lo que es lo mismo en deuda pública. Y las naciones, para ser más, mucho mas ricas solo producían deuda.
Todas tenían su Banco Central productor de deuda, que se repartía equitativamente entre todos los ciudadanos. Se repartía la deuda pero no la riqueza. Pero esa es otra historia. Bueno ese es el nudo Gordiano que hoy tenemos el carro está sujeto al yugo por un nudo de deuda. Y ahora estamos esperando al Alejandro que lo corte de un tajo. Y digo Alejandro que como todos saben no era griego, era macedonio...
Publicar un comentario