martes, 24 de febrero de 2015

Un mundo feliz.


Me llama la champanera. Es el nombre que le daré a una amiga antigua y que me vende vino y cava.
Me dice que hay una oferta por la cual si como dos cajas me regalan la tercera. Como es una falacia de marketing, vamos a razonar sobre el invento este.
La técnica se llama de llenado de canal. Tiene por objeto ocupar todo el espacio disponible en el almacén del cliente y también de sus recursos. En tiendas de alimentación solía funcionar de la siguiente manera:
Pasa el vendedor A y con la oferta consigue que tengamos nuestro almacén lleno. De tal manera que cuando pasa el vendedor B y pegunta si necesitas de ese producto solo con abrir la puerta del almacén ves que tienes excedentes y por lo tanto no compras oferta de B.
Ahora paso a contar que sucede si el cliente como sucede en mi caso en un consumidor final.
En primer lugar por esas cosas raras de la aritmética el 50% mas de producto en realidad solo es un 33% del precio, ¡vaya a qué me han colado un gol!
Luego viene lo que viene supongamos que yo ya tengo mis dieciocho botellas de cava.
Entonces anuncia su venida a mi casa Zutanoide y su menganoide. Y tu piensas bueno una meriendilla y poco de cava.
Cuando mirar tu armario ves que hay mucho cava y dices bueno pondré dos botellas total la segunda es “gratis” y eso es porque tu conciencia que es estrecha como una saetera quiero decir que con la palabra conciencia me refiero a la atención intensa.
Total que te cepillas dos botellas y si te descuidas la tercera.
Es decir partimos de la base que en tu casa puedes pasar con una botella de cava por mes pues bien gracias al llenado de canal has consumido lo que era para tres meses en una tarde. Y da igual el razonamiento es el mismo te han fijado en el cerebro, que el cava es medio gratis, que tienes mucho y que así está bien.
En resumen tu que pensabas gastar unos 36 euros de cava en seis meses has comenzado por gastar 72 y consumirlo en el mismo tiempo es decir que te gastas el doble de lo presupuestado y además te parece barato.
Viva el Marketing.
Publicar un comentario