jueves, 5 de diciembre de 2013

En la cama



¡Hola! han escrito de la maternidad, envían el folleto PDF adjunto al e-mail para que elijamos niño.
Todo muy aséptico normalizado frío. Es un formato DIN A 4 en que se especifican en dos columnas los principales rasgos del individuo. En la columna de la derecha los rasgos físicos a la izquierda los morales.
Le dejo los rasgos físicos a ella, a mi me da igual como sea el hijo. Tal vez solo quiera elegir sexo. Creo que lo prefiero chico, mira chica ya me gusta pero tiene tantas pegas eso de ser mujer. La desigualdad social y eso, ya sabes.
Bueno lo quiero inteligente, abnegado, altruista honrado e ingenuo. Repaso mentalmente, si y con una ribete de heroicidad por si le hace falta, desapego a lo material. ¡Qué si le hará falta? pues claro como se puede aspirar a vivir hoy con honestidad y decencia si no es con una dosis de heroicidad de altruismo.
Llego a al fin del folleto, hay una nota diciendo que de acuerdo con la teoría pangenética de un ADN humano se pueden silenciar o ayudar a que se expresen todos los genes. Que eso no solo permite elegir la tipología física y el sexo. También permite triar en las opciones morales.
Luego explica no se que de amplia muestra de óvulos y esperma para confeccionar un cigoto idóneo. El programa pide que acepte y firme con mi DNI electrónico. Supongo que ella recibirá otro correo idéntico de la maternidad para reflejar sus preferencias, por tanto me dispongo a firmar y acepto.
Se enciende una pantalla con un texto centelleante en rojo. Aviso la elección de caracteres es incompatible. Un individuo como el descrito solo se produciría una vez entre varios trillones de combinaciones. Probablemente nunca hubo un ser así en la especie humana. ¡Vaya qué chasco!
Tengo la vaga sensación de estar en la cama, adopto una postura fetal sobre mi lado derecho. Siento unas manos que me arropan con cariño, alguien me cubre la espalda con la manta, se está bien así... arropado calentito seguro. Alguien vela por mi. Que bueno, es bueno resulta que he debido nacer esta noche...
Estoy en la cama, el edredón me envuelve, una mano amiga me lo ajusta a la espalda estoy en posición fetal sobre mi lado derecho creo que hoy dormiré un poco más... ella se va al trabajo yo tengo cosas que hacer en casa, le he hecho el desayuno ahora a dormir un poco soñaré con Paris nuestra próxima escapa D.M. París no decían que los niños los traen de allí...
Publicar un comentario