domingo, 14 de septiembre de 2014

Esperando a Laura

Es una tarde serena en que le euro entre los carrizos musita al lubricán poemas.
Es una tarde ácrona de recuerdos vacíos, tu cuerpo. 

Desde mi ventana veo el el sillón de bambú, el almadraque glauco vestido de reps, que aun dibuja las huellas de tu cuerpo.

Es una tarde vacía sin otra evocación que tu voz... y la acidia.

Te llamo pasito, esperando me oigas desde el fregadero, pero quia, no escuchas no oyes ya no estás y entonces me veo dejarte en el suelo aporcando luego. Veintiséis días hace de aquello y aun no me acostumbro a la ausencia seca de tus vitroteos.
¿Recuerdas! salías como con urgencias y también pasito te marchabas luengo. No había rincón casa o contubernio que no conocieses, ¡bueno!

Balzac dicen decía: El paisaje tiene ideas, pero el cuadro que dejaste es un lienzo sin figuras, muerto.

Dios cuanta historia por una gata-lagarto, teratología propia de hacer de un morrongo ninfa Egeria ,vulpeja del saber, mi adul la fiera.

Es una tarde serena y el euro entre carrizos reza, por ti gatun gatunera que en veintiséis días ya has debido dejar cansino el cielo.

Y yo aquí corito trasegando los mostos de la envidia, los vinos de lujuria, no en balde soy también endriago quimera a la griega. Quimera y esteta. Yo también centauro espero que llegue Laura la quimera
Tengo una amiga poeta Luisa Gomez Borrell
Con la que juego a diccionarios a ella le encanta buscar palabras que no entiende. Allí van un puñao que te entretengas.

Publicar un comentario