viernes, 13 de marzo de 2015

Asados a la bolsa

Me preguntaban el otro día sobre una forma de pre-guisar o asar el conejo para hacer un arroz.
Yo los asados los hago con una bolsa de asar, la ventaja del sistema es que queda un asado limpio, con todos los jugos recogidos y sin manchar o apenas manchar el horno y las bandejas.
En las fotos de abajo veréis la operación hecha con un trozo de cabeza de lomo de cerdo.

Lo primero es preparar la carne con su sal y sus hierbas.
El segundo paso ponerlo en la bolsa, añadir si se quiere vino, yo uso el oporto o el jerez de Lidl que son muy baratos y aptos para la cocina.
Introducimos el vino en la bolsa, y todo en su bandeja lo ponemos en el horno sin pasar los 160/70º. Tiempo estimado una hora por Kg.
Terminado el asado observamos que la bolsa retiene todos los jugos, con un poco de arte o maña separamos el liquido del la carne. Es el momento de darle un poco de rustido con el gratinador. 




El jugo guardado en un frasco de cristal 
forma un depósito bicolor, el superior es grasa el inferior jugo -proteínas- que se gelatinízan. Esa es la parte ideal para sustituir un sopicaldo, para añadir a un sofrito para paella o para asar unas patatas a lo pobre que suelen requerir mas calor 200º.
Eso es todo, hecho así nos garantizamos el perfecto punto del conejo pollo o carne, se puede deshuesar en frio y añadir al arroz en el momento final le sabor al arroz lo da el caldo que ya hemos puesto con el sofrito.
La carne asada, se deja enfriar y se corta en lonchas como fiambre. Unas buenas variaciones con el mismo procedimiento y distintos productos.
Salud.
Publicar un comentario