lunes, 12 de julio de 2010

El Estatut con Lupa II

Los apartados 2, letras a), b), c), d) y e), y 3 del art. 98; 2. Son una clara injerencia de la política y ele ejecutivo catalán en la elección de jueces. Aparentemente empeora la actual relación poder justicia que atenta contra la separación de poderes que debe haber en un estado de derecho moderno.

Y por parecida razón por perpetuar ese estado de cosas no un catalán, sensato no debería aceptar esa redacción.

Los artículos 100 101 111 siguen hablando de compartir con el estado. Lo que prueba que no es un estatut que venga a solventar deficiencias solo quiere un reparto de poderes entre Barcelona y Madrid.

Yo soy de la teoría que además de los tres poderes de Montesquieu debiera a día de hoy existir otro control del pode económico Banco de España B.C.E. Que controle y supervise la actividad financiera. Sobre todo en aquellas instituciones como las Cajas que por no funcionar como sociedades anónimas tienen consejeros de origen político. Y que han sido en la mayoría de los casos los artífices del endeudamiento de comunidades y empresas públicas de las autonomías.

El TC tampoco acepta

El inciso "los principios, reglas y estándares mínimos fijados en" del apartado 2 del art. 126; Corresponde a la Generalitat la competencia compartida sobre la estructura, la organización y el funcionamiento de las entidades de crédito que no sean cajas de ahorro, de las cooperativas de crédito y de las entidades gestoras de planes y fondos de pensiones y de las entidades físicas y jurídicas que actúan en el mercado asegurador a las que no hace referencia el apartado 1, de acuerdo con los principios, reglas y estándares mínimos fijados en las bases estatales.

No tiene otro sentido, que el poner representación de la Generalitat en los mecanismos de control financiero pero no hay mejora de funcionamiento ni avance democrático

El inciso "siempre y cuando lleven a cabo un esfuerzo fiscal también similar" del apartado 3 del art. 206; Los recursos financieros de que disponga la Generalitat podrán ajustarse para que el sistema estatal de financiación disponga de recursos suficientes para garantizar la nivelación y solidaridad a las demás Comunidades Autónomas, con el fin de que los servicios de educación, sanidad y otros servicios sociales esenciales del Estado del bienestar prestados por los diferentes gobiernos autonómicos puedan alcanzar niveles similares en el conjunto del Estado, siempre y cuando lleven a cabo un esfuerzo fiscal también similar.

Parece que la vieja cantinela de que Cataluña paga mas y financia el estado del bienestar en toda España no es del agrado del TC. Aquí Tirios y Troyanos obvian que la mayor parte de PIB catalán esta obtenido por operaciones con “España” es justo que la progresividad de los impuestos graven mas donde más se produce. Pero si de estado del bienestar hablamos debe querer decir que un trabajador asalariado del campo, temporero y precario debe cotizar tanto como un trabajador industrial en teoría estable y mejor retribuido.

Es curioso, que siendo el señor Montilla inmigrante a Cataluña en busca de mejor vida les pida a sus paisanos esa igualdad de esfuerzo.

En resumen, el Estatut es una sarta de disparates que no suponen mejora en las atribuciones del pueblo catalán. Solo pretende mayor presencia de los órganos de gobierno propios que se podría resumir así Cataluña para los políticos catalanes y se esta vendiendo así Cataluña separatista para los catalanes.

Por ello, por la mentira que supone, porque quienes esto proponen no han sido capaces de solventar la crisis como tampoco lo ha sido el gobierno central. Es por lo que creo debemos decir.


Estatut Si Pero ni este ni así.


Darío
Publicar un comentario