lunes, 5 de julio de 2010

Los Sitios (Sagrados) I

Como resumen de estos escritos en que se pretende dibujar bosquejo de lo que era la religión en la España del final del Imperio Romano y principio de la baja edad media. Comentaré lo siguiente:

Encontramos un sustrato de creencias que debió pertenecer a los primeros pobladores de la península.

  • En un determinado momento del paleolítico, empezamos a encontrar evidencias del cuidado de los enfermos. El enterramiento de los difuntos y paralelamente junto a los útiles y herramientas algo que podemos llamar arte mobiliario. El útil adornado, que suponemos acompañaba al hombre. La herramienta el punzón el buril comienzan a tomar un aspecto por encima de lo funcional. La cerámica se decora y sea en piedra o en terracota aparecen las primeras figuras venus que corresponden por lo general a representaciones femeninas.

  • No sabemos a ciencia cierta que sobre estas venus se hiciesen o participasen en funciones rituales. Pero dado el utilitarismo del mobiliario humano. Su aparición junto a las personas enterradas, todo hace pensar en que tenían un valor artístico o religioso.

  • Junto a ello aparecen las construcciones megalíticas y el llamado arte rupestre sin que el hecho de citarlos juntos sea presuponer que tienen una relación entre sí.


El problema de la prehistoria es que por no existir datos escritos podemos confundir o no ver claras funciones superpuestas. Por ejemplo si a un ser extraterrestre se le enseñasen las ruinas una iglesia medieval podría interpretar que es un cementerio; dada la presencia de enterramientos en el mismo. Nosotros sabemos, que no es así que la iglesia cumplía otras funciones sociales. ¿Porque no pensar? Qué de parecida manera el dolmen el menhir también tenían otras funciones.

Si esto es cierto, el megalito era un sitio sagrado. Lo era por dos razones por ser un sitio que alguien eligió como especial por su emplazamiento y por las pequeñas historias, grandes para sus protagonistas que junto a ellos sucedieron.

Pues bien estos sitios sean cuevas o construcciones artificiales debieron ser centros de culto primitivo, sobre ellos se superpusieron religiones y ritos traídos por nuevos habitantes los celtas por ejemplo, por las legiones romanas que llevaron esos dioses a su panteón muchas veces renombrándolos a dioses ya conocidos por ellos y al final cubiertos por una capa de cristianismo y posteriormente por el islam.

Es sorprendente ver la cantidad de conventos ermitas e iglesias, edificadas sobre restos de religiones anteriores por no hablar de la iglesias hechas mezquita y las mezquitas tornadas catedrales.

Sera bueno ver, en El Camino, aquellos templos que indican una adaptación de su función y sobre todo si en su estructura, orientación, u ornamento contienen un mensaje de algo oculto dejado allí intencionadamente por sus arquitectos.  Sitios Personas y Creencias son los mojones que deben guiar al peregrino.

Darío
Publicar un comentario