martes, 2 de agosto de 2011

Al final Galicia

Salimos hacia Galicia. La carretera es hoy una de esas cosas modernas. Sin carácter ni sentido, con ese aire de misantropía que le presta un asfalto gris anodino. Unas cartelas con letras uniformes y un código internacional de señales. El GPS va desgranando su aburrida letanía – En la rotonda tercera salida luego manténgase a la derecha... Un pueblo de otro no se diferencia en nada solo son letras de molde. Tapia de Casariego... El puente de los Santos, La Ría del Eo Ribadeo. Por fín Galicia. Luego mas sopor, Mondoñedo Villalba. Para que entrar en el casco urbano. La carretera está hecha para evitarlos. Antes había una nota gastronómica diferencial. Ahora usted puede degustar la misma hamburguesa el mimo bacón y queso, en cualquiera de los chiringuitos de carretera todos iguales.


Asépticos en cuanto a la identidad local, tal vez no tanto en cuanto a higiene. Hasta el personal de las estaciones de servicio tiene un acento de “indiano” que opaca la melosidad y dulzura del gallego. El menú horroroso, empanadas de McDonals, fabes de lata, una sidra por grifo a presión.


Salgo huyendo, frente a mi el cartel que indica As pontes de García Rodriguez. La Térmica Alumina Aluminio de aquí deben salir la mayor parte de las alas de aéreo generadores de España. 


Casi fin de viaje. Nuestro destino un sitio casi oculto en la costa gallega, un sitio maravilloso con poca gente. Una costa que puedes apreciar en la foto de la cabecera del Blog. Una playa atlántica, un agua fría, un pescado rico un marisco pleno. 


Llegamos, dicen que si tropiezas con un gallego en una escalera nunca sabes si sube o baja. Serán otros galegos, estos no, estos son míos cuentan y dicen, dan su opinión cuando un gallego habla contigo y “se moja” es que eres de casa. Hemos llegado a nuestra segunda casa... y es que Galicia que exportó hijos a todo el mundo durante siglos, también sabe ser madre acogedora, nos recibe con sencillez como unos gallegos mas que regresan a casa.


Darío


 
Publicar un comentario