Mostrando entradas con la etiqueta Temas Generales. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Temas Generales. Mostrar todas las entradas

sábado, 20 de mayo de 2017

Cuestión de Bolas PETANCA


He salido a visitar a los amigos. Los sábados, un grupo de senior del barrio, acuden a jugar a la petanca o al boliche como dice Juan el castellano, al que no le gusta usar galicismos ni otras palabras de esa laya a las que suele llamar barbarismos.

Juegan muchos fines de semana, y a mi me gusta mas verlos que jugar. Un juego entre mayores tiene la enjundia de las historias vividas.

Con Juan, ex-bancario suele competir Olegario “Olegari” que fue PAS en la universidad y con Luis factótum en una empresa de confección.

Los tres tienen un gran sentido del humor y los tres de alguna manera se sienten socialmente activos.
Luis es un soltero que no presenta ninguno de los rasgos habituales de solterón, viste con extrema corrección, sus pantalones y sus camisas parecen recién salidos de la plancha, yo diría que es el que mejor y más conjuntadamente viste de los cuatro.

Claro que el trabajo en el textil marca. Ahora da clases en un Casal ha reunido un grupo de vecinas y les está enseñando corte y costura. Les ha explicado como e hace un pantalón desde el tomar medidas hasta el patronaje y la costura. Olegari que es un zumbón siempre se mete con Luis. Y procura sacarlo de quicio para que marre sus tiros.

Parece ser que un día, yo no estaba, hubo un pique por no se que quítame allá esas bolas
La cuestión es que Olegario, que alguna vez se pasa en sus chanzas le dijo a Luis solterón con ánimo de molestar. Luis con toda dignidad le contestó: Pues tendrás que saber; que aún con toda mi soltería, soy de los cuatro el que mas se de culos de señora.
Olegario al que siempre se le van los ojos detrás de las ancas de cualquier mujer, se quedó estupefacto. Lo que aprovechó Luis para rematar, los conozco de todos los tipos y tamaños. Redondos, cilíndricos respingones y hasta flácidos ya querrías tu...

Y si ya hubiese querido Olegario, que marró todos los tiros aquella mañana, y es que el golpe de Luis había sido muy certero. Luego me confesó que había observado como se le iban los ojos detrás de las posaderas de unas damas que también jugaban a la petanca en la pista contigua. Por otra parte me dijo, pensé que era de algo de lo que podía presumir. A fin de cuentas el Ole (por Olegario) y Juan siempre están presumiendo de cosas. El uno de los millones que movía en su entidad bancaria. El otro que a fin de cuentas solo había sido bedel adscrito a la biblioteca de su facultad, presumía con cierta fatuidad de los doctores a los que había ayudado en sus tesis. Algo que en cierto modo era cierto, pues en tiempos, en que la informática no existía, Olegario era un as en aquello de localizar publicaciones especializadas.
Por lo tanto me dijo Luis, sabiendo de que pie cojeaba el Ole, se me ocurrió lo de las nalgas.
¿Pero tu? Pregunté con cierta desazón. Yo; Contestó él, fui entre otras cosas patronista escalador, a ver a quien encuentras con mayor experiencia y conocimiento de las curvas de una señora, también dijo riendo de como cargan los hombres...
Me costó unos segundos recordar que en el arte sartorial, cargar, es la forma de referirse a la disposición natural “del paquete” en el hombre, y su tendencia a desviarse a un lado.

Pero la cosa, no terminó allí, supongo que el Ole rencoroso y vengativo estuvo estudiando todo su saber hasta que cayó en a que se refería Luis.
Y hoy día pensado para su venganza, cuando este iba a lanzar le ha soltado:
Venga afina que tu sabes de nalgas y no te has comido una en la vida. Eres eres como un político de Iu nadie sabe tanto como ellos de gobernar pero nunca se han comido un rosco. La segunda, parte era una clara referencia al ideario político de Luis.

Pero no le valió, de nada se diría que Luis esperaba algo así desde hacía tiempo.

martes, 2 de mayo de 2017

Tomado de Feisbu.



LLega Pla de la librería de lance, son tomos con solera, algunos han tenido otros dueños, llevan dedicatoria...
Me hacen una encuesta sobre redes sociales. Los déspotas del dato no saben ya que hacer con sus big data. Plantean tener una base para diagnóstico de enfermedades, majaderos, gilipuertas, un enfermo necesita un médico no una base informatizada de dolencias.
Porque no dedican sus golosos beneficios a formar doctores donde se necesiten. A dotar hospitales, a paliar hambrunas.
Que pasa Tío Gilito que tienes tantos datos que ya no valen nada, eso se llama inflación del dato. Has atesorado tics de tus usuarios y ahora no tienes quien ponga una flor en tu tumba. Jódete Zucarito, yo me quedo acariciando mis libros viejos, pensando en los amigos y esperando mirar a los ojos a alguno de ellos, lo demás es alfalfa pienso para entretener el cuerpo, tenéis todos los datos del mundo y no tenéis ni un alma.

domingo, 25 de septiembre de 2016

Ascensores final

Pues si el día había comenzado torcido. Y yo para no “enmendallo” dejé no se si a mi libido pequeñoburguesa, en acción y de repente, me oí preguntar a la pornoestar si ella era partidaria de utilizar el método Stanislavski en la pornografía.
Vi sus ojos abrirse como platos, y convencido de estar en el buen camino continué: Si, ese sistema, que ayuda a los actores a ser plenamente dueños de su arte. Si sus ojos hubiesen podido abrirse más hubieran parecido del tamaño de dos cráteres lunares. Pero sorprendentemente, la oí contestar con calma. Tu (siempre me tutea) lo que quieres, es que te cuente mis secretos, dijo mientras sus ojos pasaban de la sorpresa a la indignación para terminar con una mirada de picardía, casi condescendiente. Mirada, que terminó con una boca en forma de acento circunflejo, y que como el lector no ignora es la suma de un acento grave y otro agudo. Pero no, no contento con meterme en un berenjenal al que solo limitaba la brevedad del viaje en ascensor, me oí otra vez decir:
Bueno quiero decir postureo, eso que diferencia el discurso de Errejón de el de Pablo Iglesias. Ella debió pensar que yo me había desayunado con anfetas o algo así. Y en un tono mas que condescendiente, repuso: Si he seguido las técnicas del Actors Studio. Porque yo soy una actriz de vocación. Otra cosa es que la vida y los papeles que me tocó representar me llevasen a la industria erótica. En cuanto a la su pregunta sobre la diferencia del método Errejón Iglesias, le diré que en mi opinión Errejón teatraliza el acto de comunicación hasta hacerlo vano. Mientras que Iglesias lo viste de vanidad soez, a ver le aclaro, Iñigo parece partidario de darle a los sapos, los sapos del desayuno se entiende la textura presentación y aspecto que tendrían en un restaurante con Tres Estrellas Michelín. Mientras que Pablo prefiere un plato de sapos con deconstrucción social más acorde con las ideas de Ferrán Adriá.
Suerte que se llegamos a la planta baja, y solo me dio tiempo a añadir, bueno en ese caso las estrellas serían rojas, y mucho me temo que lo de Pablo Iglesias es en realidad incapacidad para defender un producto original. Que como en muchos restaurantes, de la era pos-industrial, la incapacidad de presentar un producto en su pureza prístina, se dedican a manipular arteramente la carroña con piensos finalizadores el pollo más hormonado que un practicante de bodybuilding.
Ella rió con ganas y acercó peligrosamente su boca a mi cara para susurrarme: Cuando alcancemos el poder, en las universidades, habrá una cátedra de método Stanislavski con especializaciones en porno-arte y comunicación política. Te prometo, que te invitaré a unos cursos para adultos, y aceleró el paso dejándome en la puerta del patio boquiabierto y estupefacto.
Supongo que no os hará falta que confiese que en el estanco no tenían los sellos del valor que yo quería, que tampoco encontré el tabaco para narguile, y que toda la mañana ha sido un rosario de desencuentros.
Y es que hay días que no deberíamos salir de casa, son esos días en los cuales la política es pornografía, y el sentido de la interpretación actoral se parece a la carta de un restaurante supernova. Galáctico quiero decir...

sábado, 24 de septiembre de 2016

Ascensores

Ayer el día comenzó a complicarse muy pronto.
Creo que desde que salí de casa, eran las ocho y pocos minutos... una vez en el rellano y de manera maquinal llamé al ascensor. Quiero decir; que pulsé repetidas veces el botón, esa especie de resorte secreto con una lucecita, que nos informa de su actividad.
Para mi es un resorte secreto, porque aun siendo evidente su ubicación; en la jamba izquierda del marco de la puerta, para mi repito, es secreto y misterioso su funcionamiento. ¡Porqué a ver! Cuando yo lo toco; como se entera el genio, el espíritu maligno que habita en las entrañas de la cosa, que yo deseo usarlo, que deseo bajar a la calle y no desplazarme hacia los pisos superiores. Es acaso porque hace una lectura de mi estado de ánimo, ¿sabe por la forma que empleo de presionarlo? ¿cual es mi voluntad, cual mi deseo?

Yo creo que los ascensores son seres malignos, emanados de alguna mente perversa, y que manejan fuerzas misteriosas. Por eso cuando yo pulso el botón; el duende que lo anima, sabe inmediatamente que deseo bajar al estanco que hay frente al portal de mi casa para comprar -algo tan raro hoy como- dos sellos de correo y un paquete de tabaco egipcio con mezcla de semillas de amapola.

En cierto modo los ascensores son como la democracia, tu pulsas el botón, pones tu voto en la urna, y el aparato se considera autorizado para ser intérprete fiel de tus deseos. Vamos, que tu votas pensando en el problema de las pensiones, y el ascensor lo interpreta como que estás de acuerdo en autorizar el matrimonio gay, prohibir los toros y a favor de prohibir la entrada de inmigrantes ilegales.
¡Mas mucho mas!
¡Que estás en contra de que gobierne Rajoy! Vamos que un ascensor es como Pedro Sánchez interprete de la voluntad popular a un a costa del cabreo de sus barones...

Pero ¿quiere decir esto, qué Pedro Sánchez se parece a un ascensor? Pues no; no, Pedro Sánchez, Pedro y la mayoría de los secretarios generales (por llamarlos de alguna manera) de los partidos políticos, no son como ascensores, tal vez lo mas parecido es que sean como montacargas. Porque es eso, los presidentes o secretarios de los partidos políticos, son unos montacargas comisionados para encumbrar hasta los áticos, a una clase social urbana, casi suburbana, que nace en los sótanos de la democracia y termina por instalarse en los áticos mas lujosos del país.

Estas cosas pasaban por mi cabeza mientras seguía hipnotizado las mínimas variaciones de pilotito luminoso de mi ascensor.
Ya debía yo, haber notado que el día se comenzaba a torcer cuando la espera se prolongó en demasía. Cuando el camarín del ascensor pasó por mi puerta sin detenerse. Pero a ver ¿no he pulsado yo primero? Pues entonces porque no me recoge a mi primero; ¿porqué? Como si en un estado de derecho, se une mi demanda, mi necesidad, a la del vecino para satisfacer primero la del vecino, que solo se parece a la mía en un deseo de salir a la calle pero no para comprar un sello de correos ni un paquete de tabaco egipcio para narguilé, es lo que yo digo los ascensores son como la democracia.

Al final, cabina ha tenido a bien parar en mi planta, pero como las cosas ya empezaban a torcerse, el camarín no estaba vacío.
Viajaba en él la vecina del ático, la pornoestar, bueno en román paladino la estrella del porno que vive en mi inmueble.
Mira si hay algo que me parezca absurdo; son las conversaciones de ascensor, y entre ellas destacan las de un ascensor de casa de vecinos. Allí reducidos a compartir un espacio muy limitado, la gente suele defender su entorno mediante un supuesto estado de trance, y en algunos casos un estado de trance en que se canturrean algunos tópicos sobre el tiempo y la lluvia la temperatura...
¿Porque a ver! ¿de que se habla con una actriz porno?
Mientras se salva la distancia que nos separa de la calle la imaginación corre y hacia ideas de las que se da en llamar políticamente incorrectas. ¡En mi caso once plantas! ¿once plantas en estado aparente de catatonia mientras piensas:
¿Le puedo preguntar, con que espadas ha compartido cartel? O no es políticamente correcto. ¿Debo encomiar sus últimos orgasmos fingidos? Una vez, me interesé por su trabajo, y ella me explicó que depende del realizador. Mucho de lo que se ve en una peli porno es montaje, montaje en el sentido cinematográfico de la palabra, es decir que se yuxtaponen una serie de planos y primeros planos, que no necesariamente fueron rodados juntos, ni el mismo día y hay veces que ni por los mismos actores. ¿¡Cómo!? Que el rabo de aquel guaperas musculoso que aparece en el Virtuoso de rabo Sedante es de un doble. Y no tiene nada que ver con el pene natural del “prota” ¡Qué horror! Resulta que en el porno, como en la política también nos la meten doblada.
¡Qué nada es lo que parece menos los impuestos!

domingo, 18 de septiembre de 2016

Edificios Públicos y su Nombre.





Veo con pesar, cómo la falta de gobierno, nos afecta en lo insólito. Cuando hay gobierno los próceres se crecen y el pueblo agradecido les dedica calles y avenidas, templos del saber como universidades. A este honor también tiene acceso el pueblo llano, y hay Universidades con nombre de Poeta.



Pero eso en el fondo solo es un agradecimiento póstumo que reconoce el mérito del hombre o la mujer (no jodamos a las feministas) a otros los honran con el grado Doctor Honoris Causa. Pero a mi me gustan mas las las dedicatorias de avenidas de carreteras y hasta de penatanos. Todo en loa de, de un homenajeado que ya suele ser difunto.

Cuando un régimen se perpetúa en el tiempo, tienen calle dedicada hasta los sargentos. Los sargentos son los que ganan las batallas, pero las avenidas se les dedican a los generales, que cosas pasan.



Lo que a mi me conmueve, esta relacionado con el mecanismo mental de quien propone o ejecuta el bautismo de un espacio o edificio público en nombre de algo alguien o los que elevan morcueros votivos en desagravio a la divinidad. ¿Os habéis planteado qué razón movió a Gaudí y sus modernos coetáneos modernistas a elevar su morcuero como Templo Expiatorio de la Sagrada Familia ¡Qué tendrían que expiar? Además del mal gusto modernista.



Pero hay un ejemplo, que traído por los pelos explica la pasión en dedicar misachicos y trisagios a los chicos del clan. Porque a fin de cuentas son los clanes los que promueven los dedicatorios a los pavordes (etimológicamente del catalán pa_borde por lo que elijo la ortografía del valenciano)



Pues si decía... pero mejor un ejemplo el aeropuerto de Madrid Barajas se llama ahora Aeropuerto Adolfo Suárez; se comprende porque Suárez fue el piloto de la transición que nos aterrizó en la democracia. Muy bien puesto, y no como el de Venecia que lo llaman Marco Polo sin que el tal Polo tuviese nada que ver con los aviones, aunque si con los viajes.



¿Y nos quedan sitios públicos? ¿Para darles ese carácter festivo y votivo y dedicatorio?

¡Claro! Y la vida se nos adelanta, que es un contento, por ejemplo d. Francisco Granados inauguró el Centro Penitenciario Madrid VII “Cárcel de Estremera” donde ha terminado por ser residente. Allí veo yo la ocasión perdida, ¡a qué espera! Instituciones Penitenciarias para llamarlo Centro Púnica, Trullo de fe púnica, o simplemente centro de Cumplimiento Francisco Grandados.

¡Venga, venga! No me digan que no les está saltando en la meninges un: Centre Correccional Jordi Pujol, o Galera (divorcio en coloquial) El Caloret Rita Barberá.



Autovía de Artur Mas, Loquería Pedro Sánchez, o Patio de Mariano Rajoy...

jueves, 27 de noviembre de 2014

Pla, la censura y los titiriteros


Paso por la librería de La Fuente, pregunto por el libro de Pla y lo tienen lo compro. Ya no solo será Amalia Roig la que lo tennga. Aprovecho para echarle un vistazo, un desayuno en el bar del... si ese.
Tomaré un bocata de falso lomo. Ya sabéis, esa cosa que ponen en la mayoría de los bares, como lomo de cerdo, pero que no es tal y que solo un ojo experto puede percibir.

Pla me adsorbe desde las primeras lineas. Casi pierdo el ayuno por leerlo. El bocata se ha quedado frio y con el queso gomoso, un paladar delicado como el mío solo lo puede soportar concentrado en una lectura interesante. Hasta soy capaz de confundir un Syrah con un Prieto picudo. Como si no hubiera diferencia.

Mas tarde bajo al mercado, todos comentan las hazañas del Pequeño Nicolás sobre todo aquella en que demostró saber el precio final de una empresa del selectivo en venta.
Así que está claro que había información privilegiada, que es normal que esto se sepa en determinados círculos pero que es ilegal y delito que alguien use esa información para lucrarse. Bueno esa es la forma, el fondo es muy otro Kostolany mantenía reuniones al mas alto nivel para sus especulaciones.
Ahora llega la pregunta del millón como creerse que cuando un alto cargo da una información restringida no pide que se le compren a nombre ficticio algunas acciones de ese valor.

La consecuencia es que a los políticos por puro afán se es ha visto la tramoya el truco. Mariano Arturo solo son un par de titiriteros a los que se les ven los hilos de los muñecos. Dos ventrílocuos nunca mejor dicho que hablan por unos vientres enormes e insaciables.
El médico retirado que está presente dice:
Esto ya no es una enfermedad es una septicemia que solo terminará con la muerte del sistema. Me da igual que el que le de el descabello se llame Pablo Iglesias que el Niño Nicolás hay que armarse de valor convocar una huelga general y lanzarse a las barricadas hasta que terminemos con ellos.

Bueno El médico ha sido toda la vida de CIU. De los del seny y la negociación casi asusta oírlo.
Decididamente me vuelvo con Pla, con la censura franquista de los 50 60 porque resulta que los intelectuales de la época decían cosas mas serias con la censura, que los periódicos de hoy con la libertad de prensa.
A propósito hay libertad de prensa porque así diputás de CIU pueden decir tonterías. Que pena, un poco de censura les obligaría a decir cosas con enjundia.

miércoles, 26 de noviembre de 2014

Real e Irreverente...

Era ayer, que escribía algo en apariencia retorcido. En realidad, solo era una crítica dirigida a esas mujeres con vocación política, que se lavan cuando hay que... Porque con la cantidad de movimientos feministas que se cuentan; aun está por ver, que haya alguno que se salga de el coreo de eslóganes manidos.

En fin señoras, que uno echa en falta un grupo dedicado al la vigilancia y cumplimento (por parte de los maltratadores) de las penas completas y sobre ello hablar. Saber si se ha producido o no la reinserción.

Porque es esto, lo que sensibiliza al legislador, mas condena y más justa contra estos abominables.
Es un tema, de cultura social...

Hoy tengo ganas de ser otra vez festivo, en mi festivo significa, transgresor, surrealista, anarcoide, inconveniente y decididamente gamberro.

Por eso os cuento, que he he recibido por correo, la invitación, para asistir a la presentación de un libro.
Y es que hoy, en esta era postindustrial si un libro no tiene la pátina, que le otorga el autógrafo del autor, es; como menos libro.



Me he acercado a la tienda, donde tendrá lugar el evento, y ¡oh sorpresa! Es una casa especializada en literatura erótica y “juguetes” sexuales.


Un amable dependient@ transexual, con dulce acento sudamericano, me ha informado de todos los puntos que quería. Incluido el de un cartelito, que sin ningún pudor, informaba de que podías traer tus “juguetes usados” ellos te hacían un bono por su valor de segunda ¿mano? Para gastarlo en juguetes nuevos.

Me ha parecido loable esta labor de reciclaje, porque si las ventas siguen así, los chismes de silicona y vibradores de segunda “uso” terminaran infestando el planeta.
Supongo que ustedes conocen, que en las estadísticas comerciales USA, el dildo o consolador, figura como el segundo “electrodoméstico” mas vendido.
Vamos hubo momentos en que se consideraba una herramienta lúdica ideal para combatir la histeria. Recibiendo el favor y la prescripción médica.

¿Pero? Llevando mi curiosidad al culmen, le he preguntado ¿y tienen ustedes? Salas de despiece para esos adminículos.

El dependiente, se ha sonrojado un pelín, pero pensando que tal vez yo, podría ser un potencial cliente ha me dicho:


Mire, en realidad, nosotros tenemos una asociación de fetichistas para los que organizamos subastas.
No crea, se llegan a pagar pequeñas fortunas por colecciones de esos objetos usados.
Ya sabe no importa estado, se valora el uso.
¿Será por eso? Por lo que mi amiga Clara dice alguna vez que tiene una cava de crianza en...

Bueno pues eso que me han invitado a la presentación de un libro... 
Hasta otra

martes, 25 de noviembre de 2014

Efemeride en absurdo

Hay días en que todo es absurdo...
He pasado por el bar de la federación, hoy todo huele a 25 N, día contra la violencia de género y número ¿o era solo género?
Bueno eso, un día mundial. Las "chicas del bar" hasta se habían lavado. Supongo que para celebrar los fastos. Creo que alguna hasta ha abusado de la colonia.
En fin el cafetucho, estaba radiante un coro de feministas ensayaba en una esquina El Himno; Contra Violación Castración... y el “Que te den mamón una manta de hostias por cada vejación”. Polifonía a tres voces y castrato. Letra de Eripalda Gomez y Música de Filomena Zanchón.

He tomado un vermú con anchoas y he dejado las colitas en forma de V sobre la partitura. He tenido que explicar, que las tres V significaba Venus Venera Veneranda.
Y me ha salido bien porque llegué a la calle íntegro.
Por lo demás esperaré un par de semanas a volver. Lo justo para que olviden y las camareras vuelvan a oler...

lunes, 10 de febrero de 2014

Gala Goya



Por fin se terminaron Los Goya. Me pregunto si no sería más justo hacer depender al cine del ministerio de industria. A fin de cuentas el cine es eso una industria que crea riqueza y puestos de trabajo. Nada más. Ayer aun oía a un peliculero lamentarse de la diferencia de trato entre la industria del automóvil y sus subvenciones y el cine. ¡Como se podrá ser tan carcamal? Tan chocho y senil o tan inculto. ¿Os imagináis? a la asociación de fabricantes de coches, montando una especie de auto premios Goya para elegir al mejor coche el mejor acelerador o el más bonito de los ruidos de motor.  Pues aun hay más pensar por un momento que ahora los premiados o por premiar se auto-consideran  una auto-ridad en la filosofía la sociología se uto-motivan con ello y aprovechan su fiesta para sentirse arbiter elegantiae y como aquel Petronio vivir en y con el régimen hasta que la defenestración les hace sacar a la luz su Satiricón. Noo diríamos, ¡Señores lo suyo es fabricar coches! Cubrir costos crear riqueza y servir de esa manera para paliar la necesidades sociales.
Pues en el cine pasa lo mismo, tenemos una industria del entretenimiento, que tomando prestado de la literatura de la música unos elementos los reescriben en otro medio.
Por eso los peliculeros, solo son, hábiles técnicos que ponen la obra de otros en un medio nuevo.
Probablemente es eso, el jugar a adaptadores durante mucho tiempo, les produce una distorsión de la personalidad. Terminan por creerse intelectuales, pensadores, filósofos...
Esa seguramente es la razón, el vacio mental que tiene interpretar es decir -ser fiel a las ideas de otro- lo que les produce la empanada mental. Así los vemos, cada año hacer campaña contra el gobierno a favor del aborto contra la guerra... Pero hombre si a ustedes se les da un premio por interpretar por traer a un medio las ideas de otros. Nada más. ¿A qué viene ese deseo? de parecer algo. Miren señores el cine o en el mundo del cine hay escritores intelectuales y filósofos. Pero no hay más, porcentualmente hablando, que en la sociedad de la que proceden. Es decir que con toda probabilidad no pasan del 10/00 de la población. Por eso no es de recibo que la concesión de un Goya sea el escaparate y momento para hablar del aborto la guerra o la economía.
El cine es como la máscara de teatro de la fábula, aquella a la que la zorra dijo eres hermosa pero sin seso. Será posible que alguna vez los premiados hablen de lo que se supone que saben. Interpretar dirigir producir y mantenerse como miembros de la academia no pretender ser el academio.  

sábado, 12 de octubre de 2013

Explosivo Plástico



La cajera del banco, era una maciza que debería andar por la mitad de la treintena. Vestía aquel día un traje de una pieza ceñido de color gris. Un dibujo estampado recordaba vagamente la piel de una serpiente.

En un momento se levantó a buscar algo a la impresora que estaba situada unos metros más atrás. No, no, lo recuerdo bien, fue a por un sobre con una tarjeta de crédito para la persona que atendía.  Yo estaba en la cola paralela a su puesto.  Iba a decir ventanilla, como si aun quedaran bancos con ventanilla. La banca es el negocio que más ha cambiado a pesar de su inmovilismo. Lo que ha evolucionado desde aquellos cambistas con kipá que  se sentaban en nuestras calles comerciales. Una banca de madera y una mesa era todo lo que necesitaban para ejercer su oficio.  Oficio, ¿ofidio? no se algo de lo segundo y mucho de lo primero.

En estas cosas andaba mi mente, cuando el taconeo de la empleada me anunció su regreso. Sus caderas tenían un suave bamboleo y embutidas en el ceñido traje me recordaron el amenazador baile de una cobra. Se acercó al mostrador y lanzó su mortal ataque. Desprendió parte del sobre, lo puso ante su víctima y dijo firme aquí es el recibí de la tarjeta, y aquí es el que ha recibido la calve de uso. Y por último aquí es la confirmación de que había solicitado usted es medio de pago, si aquel que ya firmó por triplicado recuerda...

La victima, una mujer algo mayor que ella, en seguida sintió los efectos del veneno, quedó paralizada y por supuesto a merced de la entidad ese es el juego.

Yo pedí disponer de mi dinero billetes del BCE, nada de plásticos. El dinero es la tarjeta de crédito del hombre pobre. Y yo soy, mentalmente al menos pobre. Y además muy cauto nunca llevo explosivo plástico en la cartera. Con esas cosas uno no sabe, cuando o que puede actuar de cebo.    

jueves, 20 de junio de 2013

Dejarse en el chino el último chambergo



Hoy tocaba chino. Uf que lata volver a los palillos. Fue mi primera profesora de chino la que me enseño a usarlos.

Recuerdo con que paciencia me comía un bote de garbanzos con palillos, uno a uno.

Así alcancé una soltura razonable, es bueno comprobar que aun se mantiene esa destreza cuando se tiene que enfrentar a un plato de gelatinosas setas.

El restaurante con nombre de peli de Meryl Streep y Robert Redford dirigida por Pollack. Bueno la primera parte la otra es China.  Pues es eso un restaurante chino, con una buena carta de vinos y una cocina fusión. Porque el arroz Cantonés con ibérico es eso cocina fusión.

La decoración es...  es... bueno china o todo lo china que cabe esperar en Barcelona. Ya se sabe aparte de los Fu, o los Fa apellido que llegó aquí en una antigua migración. China en Barcelona tiene una tradición de fingida tradición.

La salsa de ostras que al parecer es chino-californiana, marida perfectamente con unas barquitas de cogollo, en realitat cabdell de Solsona, con langostino y camarón.

Eso si, un camarón, que está entre la larva de mosca y el imago de quisquilla. Algo absolutamente delicioso.

Buen servicio y precio razonable es uno de esos sitios donde se puede disfrutar de China sin alejarse de San Gervasio.

Por lo demás, pocas ostias o mejor dicho ninguna. Ya nos quedan muy pocas razones para ser la ostia, en realidad ninguna. La economía navega, como obra de raiers en aguas bravas.

Y es que es esto sea en el conjunto nacional o en el del principado, las disposiciones son eso almadías, unos troncos más o menos unidos que se impulsan a golpe de percha.
O eso se deduce al oir a Andreu Mas-Colell y sus impuestos, este señor, que cumplirá 69 años el día 30 ha conseguido en pocos años demostrar que, la cosa nostra, nuestra economía es una nave sin timón sin patrón y sin rumbo.  Creo que por eso es la hora de gastarse hasta el último chambergo en orientales delicias.