sábado, 6 de agosto de 2011

¿Fuiste alguna vez sueño?

¿Alguna vez fuiste sueño?


¡Como explicarlo! Ser sueño es; saber que estás en la vida de
alguien. Que vives de prestado en un cerebro ajeno. Tu sabes que no
eres tu, paro alguien se apodera de tu imagen y construye con ella un
sueño. Una sucesión de quimeras. Tu sabes que no eres
tu, que nunca has pensado hablado o sentido como te imaginan.


Es... una sensación dolorosa, porque te sueñan sin derecho a
hacerlo. Eres construido día a día y luego perfilado redondeado. Te dan policromía y hasta voz. Pero no eres tu, eso es viejo. Hay veces que por la red se observa ese fenómeno.


De repente personas muy conocidas son etiquetadas en fotos que nada tienen que ver ellas.


Es la magia de la red, poseemos una imagen, un muñeco de vudú, algo que nos hace creernos dueños, propietarios de eso querido y deseado.


A mi me lanzaron hace poco un hechizo, hicieron un golem con mi imagen.


Como dice La Biblia: Tus ojos vieron mi embrión, Y en Tu libro se
escribieron todos Los días que me fueron dados... (Salmos 139:16)


Hombre y mujer taumaturgos, que crean a su antojo seres nuevos. Pequeños
dioses que hacen nuevos siervos.



Reflejos en espejos de feria cóncavo-convexos


Pero yo no soy así, soy mas, mucho mas... y mucho menos que eso. Por
eso grité, se rompió el sueño. Como en un espejo roto, al principio cada trozo reflejaba una parte de mi. Realidad o quimera que importa, quebré el sueño.


El cristal se hizo, añicos de añicos y yo fui muriendo con ellos.


Hasta ser polvo de polvo... polvo de un ensueño.


Darío

Publicar un comentario