lunes, 15 de agosto de 2011

Una tarde en Coruña.

La comida, de aliño. No es que fuese mala, los gallegos suelen ser mas respetuosos con su cocina nacional que el resto de los españoles. Cierto que te puedes hinchar de marisco congelado junto a los mejores puertos marisqueros. Cierto, que alguna vez me sirvieron una empanada como de pan bimbo. Cierto que hay algún caldo gallego que goza de una babel de carnes que nunca estuvieron en el origen del pote. Pero aun es fácil, ver en las huertas esas coles de un metro y mas de altura de cuyo troncho se ha ido cortando una o dos hojas cada vez para hacer el caldo, dejando el cogollo cada vez mas alto tierno y pequeño.
Doña Emilia; tuvo un amigo, Manuel María Puga y Parga que bajo el seudónimo de Picadillo fue deshojando su saber comer y el de su tierra en colaboraciones diarias en la prensa primero, en libros después. Algunos con el comentario de Doña Emilia. Porque el nacionalismo bien entendido, comienza en los fogones. Se come lo que se tiene, se guisa conforme al tiempo que dejan libre las otras actividades (economía también) y el calendario de fiestas y romerías suele coincidir con los ciclos del mar y del campo. Las cosechas que marcan romerías, o bajas en los ciclos de pesca y extracción. Las vendimias y las siembras unieron en los ancestros cosmos alimentación y folclore.
Por eso tiemblo ante gastronomías que desconstruyen. Por que lo que nos ha hecho lo que somos. Es lo que producimos y como lo producimos. No voy a seguir por aquí, seguro que termino abominado de las leches descremadas las 100.000 y una pizzas o las monumentales hamburguesas. Sazonado todo con glutamato y muchos E-conservantes, E-colorantes- E-saborizantes autorizados ¡Señor si Picadillo o la Pardo levantaran la cabeza!
Perdón, me repite el almuerzo. De Picadillo y La cocina de Doña Emilia hablaremos otro día. Ahora voy a buscar un plano de La Coruña supongo que es mas fácil que volver al aparcamiento por el GPS. Mira allí hay un quiosco de prensa.
Buenas tardes ¿Tiene planos de la Ciudad?

Un momento, no no me quedan.

¿Sabe donde podría encontrar uno?

Mire en una librería de esta misma calle a ver si allí.
Tampoco y ya van tres. Al final en una rua perdida encontré un facsímil de los

Planos de Barón y Yáñez planos de Barón y Yáñez (1879 ) Bueno no es lo que buscaba pero me lo llevo seguro que son mas Pardo Bacianos que los de ahora.

Darío
Publicar un comentario