viernes, 4 de abril de 2014

Guarrinillas digo cocinillas (resumen)

El otro día os enseñé a elaborar un sucedáneo de migas de pastor con chistorra y pan rallado. También puestos en lo mas iconoclasta que cabe hablaba de los calçots hechos al microondas y acabados con soplete o parrilla.
Son platos que ahorran tiempo y sobras para crear nuevas texturas, por ejemplo el pellejo de pimiento o tomate frito hasta el punto de crujiente. Luego el tiempo sobrante se puede emplear en vender la presentación a un cliente USA qu son los que mas tragan y mejor pagan.
Tambien en este blog, hablé de las croquetas de cocido, que en realidad, como plato del día después son mu conocidas en nuestro país y solo se trata de hacer una besamel tal vez con las sobras del caldo, enterrar en su seno algo de la carne las patatas y los garbanzos que sobran y freírlo una vez rebozado en pan huevo y pan como debe ser.
Tenéis que probar la tortilla española de patatas chip que se titularía como tortilla española de patatas a la inglesa. ¡A que impone eh? Pues nada más fácil batir los huevos poner un poco de agua el el batido, así parece más grande, y dejar a remojo las chips una par de horas, luego se remata por el procedimiento tradicional, aunque se puede ganar tiempo cuajando primero al microondas y rematando la faena vuelta y vuelta en la sartén.

Otro tema son los arroces, oh explique el arroz con costra y su aparente origen. Pero con un buen arroz se pueden hacer virguerías que rayan en lo genial.
Primero cocemos el arroz, lo podemos hasta colorear con cúrcuma, después una ves escurrido y seco acepta ser frito en presencia de clavo, nuez moscada, curry, o pimentón. Y es un buen complemento para ensaladas.
Aunque tal vez la mayor falsificación de un plato pase por adulterar un arroz con leche. Se puede obtener de distintas maneras, pero ninguna es la tradicional. Lo único necesario es dejarlo secar al aire dentro de la nevera. Y después escaldarlo con una mezcla de leche azúcar canela y aroma de azahar. Se puede también aprovechar un almíbar, ponerle un poco más de agua disolver una cucharada de leche en polvo que puede ser desnatada. Y djar que se re-hidrate el solito en la nevera durante unas 48 horas.
En fin os invito a investigar y hacer las cosas de manera creativa que muchas platos de la alta cocina como las patatas soufflé. O mismísimo carpaccio son hallazgos entre la necesidad y la casualidad.
Publicar un comentario