miércoles, 26 de marzo de 2014

Mirando atrás

Demasiada democracia, creo que ese es la equivocación de la transición. Saliendo de un sitema político en que el sindicato era vertical y la expresión popular se hacía por medio de los Coros y Danzas de la Sección Femenina, los próceres eligieron el camino de las asambleas múltiples, mucho ayuntamiento comunidad autónoma y senado y congreso y... ... Tenía que haber mucho de todo como en la casa del nuevo rico.
Se olvidaron de lo principal, que no por aumentar en número de políticos aumentaba la democracia. Que un país se rige por políticos y estadistas. El político es aquel hombre capaz de enamorar a las masas, el estadista el que sabe que 2 y 2 son cuatro..
Lamentablemente aumentamos las representaciones populares para huir de la dictadura. Olvidamos que el número de políticos no aumenta el de estadistas aumenta el nepotismo, así nos va.
Publicar un comentario