sábado, 22 de marzo de 2014

Urbi et Orbe idem eadem idem. Esencia de un ser batueco.



Paseo por la urbe, cada día más cosmopolita, más vulgar.  Barcelona y su estadio de oro, hay que recordar que el alquiler de oro solo se da en Puerta del Ángel. Poco a poco las ciudades se diluyen y un grupo de estúpidos llamados turistas, repiten gestos y exclamaciones en los cuatro puntos del planeta. Pocas son las diferencias, usted puede comprar el Mismo Louis Vuitton en cualquier capital europea o americana. Lo mismo que cualquier Chanel o Carolina Herrera.
Es más con la misma cara de tonto con que los antillanos recibían de Colón, la pacotilla por la que dejaron su cultura y su lengua, usted puede comprar majaderías Swarovski en medio planeta. Al Paseo de Gracia le quita usted sus edificios singulares y todo es una repetición monocroma de gestos, plagio y aburrimiento. Hablando de plagio se pueden ver ciudadanos chinos que como los espías de Hitler antes d la guerra retratan a su mujeres y compañeras delante de los establecimientos, como entonces lo hicieron en los puentes y pasos estratégicos. Hoy era Pronovias el que recibía la atención de unos "turistas" de mirada oblicua que se llevaban con fruición un recuerdo de las tienda con eso si muy centrado el traje de novia que exhibían en el escaparate. Es curioso hoy ningún militar iría a hacer fotos de un punto estratégico eso lo resuelven los drones y satélites. De la misma forma que la colección de Pronovias se ve en internet. Supongo que el espionaje artesanal está indicado en aquellos países tercermundistas, en que la red o tiene poca expansión o mucha censura.
Por lo demás parece que en el consistorio mueven el culo por salvar aquellos negocios a los que la ley Boyer en su veinte aniversario pone en peligro de extinción. ¿Cuántos Ayuntamientos ha tenido Barcelona en estos dos decenios?  Y ha tenido que ser cuando la amenaza es real cuando se plantean hacer algo. ¡Señor señor! Que incuria.
Por lo demás sacarino el botones ese alcalde cuya ufanía es pensar que tiene unas arcas en superávit, y hacer de todos los barceloneses botones de hotel al servicio de los turistas y hosteleros. Ignora porque es tan ignorante como todos sus colegas que la misión de un alcalde de un político es tener una ciudad de ciudadanos satisfechos. Su éxito se mide por el nivel de vida por el contento, y en eso este consistorio zopenco tiene suspenso. Han niños desnutridos mayores en pobreza energética y casos peores. Pero eso si las arcas llenas ¿Verdad que alguna vez  alguien acabará esto?
En fin para poco más da la mañana, los diez pianos del María Canals en el paseo, yo no los he visto todos, pueden ser la única nota diferencial, personal de Barcelona el resto pacotilla políticos de feria charlatanes no estadistas y alguno de ellos descuidero.
Publicar un comentario