lunes, 30 de mayo de 2011

Los monjes de Ferraz se miran el ombligo.

Como si si de la comunidad del Monte Athos se tratase. El PSOE ha decidido presentar un candidato único a las elecciones primarias. Don Alfredo Pérez Rubalcaba, “ha afirmado que se siente respaldado por "miles de dedazos" de militantes socialistas” (sic). Pues enhorabuena señor por los dedazos, pero me temo que no es el deseo de los fieles militantes lo que usted necesita, sino el de aquellos mas o menos simpatizantes que han huido con sus votos a otro sitio.


Don Alfredo, que tenga usted suerte, porque a la hora de los próximos comicios, usted necesitará precisamente lo que el gobierno actual y actual ejecutiva ya no tienen. La confianza, el voto, de los electores no afiliados. Es decir de los Indignados Descreídos y Descontentos.


Darío

Publicar un comentario