miércoles, 18 de mayo de 2011

El túnel luminoso de la muerte.

Días atrás escribía en este blog sobre las técnicas de relajación. Entre ellas el clásico por excelencia es el método Schultz. La relajación tiene por primer objetivo tranquilizar la mente. Entendemos por mente las operaciones mentales conscientes. La técnica mas habitual y la mas efectiva es concentrar nuestra atención en lo inconsciente. Entendiendo como inconsciente todas las operaciones cerebrales que nos mantienen vivos. El ritmo cardíaco, el respiratorio la temperatura corporal o algo tan curioso como la memoria muscular. La memoria muscular es un tipo de proceso mecánico que nos permite ir en bicicleta o ese instinto de gol que desarrollan los jugadores que sin tener que hacer un cálculo especial les permite golpear o lanzar la pelota con esa velocidad ese angulo y ese efecto para obtener un tanto inverosímil.


Para hacer un símil informático podemos equiparar el inconsciente con la memoria ROM de un ordenador es decir unos datos fundamentales que son grabados de manera permanente en la memoria, durante el proceso de ensamblaje. En el ser humano estos procesos y alguna respuesta automática mas se graban durante los primeros años de vida.


Pues bien decía; que este método, permite controlar el ritmo cardíaco y el respiratorio. Experimentando conmigo mismo he llegado a reducir mi pulso entorno a la tercera parte del normal y el respiratorio por debajo de la mitad.


En este estado que no es exclusivo de la relajación de Schultz se pueden hacer curas y cambios de conducta. Pero sus límites se llega al efecto túnel, eso que dicen que pasan las personas en las proximidades de la muerte. Creo que solo es una falta de oxigeno en el cerebro.


El cerebro, tiene un ritmo de pulso, que se refleja en el electroencefalograma. Hay cuatro ritmos de ondas cerebrales correspondientes a cuatro estados conocidos. No es solo la medicina moderna la que los conoce, las culturas ancestrales, el yoga, la meditación el éxtasis místico, son las versiones de estos estados alterados de conciencia dentro de distintas culturas. José Silva con su método Silva o Carlos Castaneda son estudiosos de estos fenómenos dentro de la cultura india de Nuevo México.


De ellos y del túnel  hablaré con mas detenimiento.


Darío

Publicar un comentario