sábado, 25 de mayo de 2013

Historia de Paqui Punto final.





Paqui se cambió de ropa y ya con el traje de faena, se acercó al despacho. Allí, sobre la mesa, había una nota de Manuel  decía:

Socia (era la forma cariñosa de dirigirse a ella en temas de trabajo) Te dejo el boletín de datos para el informe de Luis. Como ya te dije sería una pena que este chaval terminase en una cocina de hotel o lo que sería peor en un catering. Alguna vez ha hablado de tener algo propio. Como ya te he contado no me importaría ayudarle y hasta asociarme con él. Podíamos montar ese negocio de costa que el sueña y que nosotros también hemos pensado. En cualquier caso me parece la persona idónea para descargar responsabilidades. Ya es hora de que tu y yo vivamos la vida de manera más descansada. Para no precipitarme pedí un informe confidencial a los detectives privados. Recuerdo el fracaso de aquel compras que tuvimos. Tú tenías razón nos estafaba. Supongo que traerán el informe esta tarde, preguntarán por ti, ya hablaremos.

No había terminado de leer esto, cuando uno de las chicas llamó a la puerta.

- Hay un mensajero que pregunta por la dueña.

- Ahora voy.

Allí estaba, un chaval joven con una cartera en la mano

- ¿Es usted la dueña preguntó?

- Si

-¿ Francisca Pacheco ?

- Francisca Pérez Pacheco.

- Eso. Le traigo un sobre, debe usted firmar, dijo al mismo tiempo que le tendía un talonario con el nombre de remitente G&B González y Bertrán Detectives.

La Paqui firmo maquinalmente.

Muchas gracias.

Volvió al despachito, completó los datos del IVA y se enfrentó con el informe que debía dar de Luis. Como iba a poner ella algo negativo, estaba pensando que frases escribir que no delataran su afición cuando se fijo en el sobre de los detectives. Lo abrió, paso la vista por el informe, no se le conocen vicios, se paga con su trabajo los estudios, no sabemos que tenga antecedentes policiales ni penales, hablaba luego un poco de su familia era hijo de un empleado de ferrocarriles, hoy minusválido, por un accidente laboral.

Todo correcto, hasta que llegó al apartado

VIDA AFECTIVA:

Solo se le conoce una relación con una mujer casada, mayor que él y que lo vista asiduamente en su domicilio. Y allí estaba ella o ellos, a Paqui le dio un vuelco el corazón. Le temblaron las manos y se le nubló la vista. Allí al final del informe aparecían ella y Luis cerca de su apartamento, una serie de cuatro fotos, que no dejaban lugar a duda sobre la relación que mantenían...

Fue un tarde agónica, que decir, que hacer, miró el informe repetidas veces. Cada vez tropezaba con la misma apartado.

VIDA AFECTIVA:

Tal como estaba redactado el informe, no se podía omitir esa parte, tampoco era posible sustituirla. El papel tenía un membrete, una referencia en cada página, con el número de expediente y la fecha, además el papel tenía una marca de agua, como los billetes de banco.

Manuel le pediría el informe, se enteraría, como ocultar la deslealtad.

En tanto no muy lejos de allí, Manuel había tanteado a Luis, Le preguntó por sus proyectos.

Luis hablaba de tener un negocio propio. Con mala intención Manuel le preguntó si se veía integrado en la casa, con él y con Paqui. Por más naturalidad que quiso darle a la pregunta algo en su acento debió poner en guardia a Luis. Balbuceaba al contestar.

Manuel fue mucho más directo, y preguntó. A ver en el caso de trabajar con nosotros donde crees que te sentirías mejor. ¿En qué puesto? Luis se derrumbó dijo que no se veía integrado en la empresa de ellos pero no pudo dar la razón.

Manuel decidió no presionarle más. Se despidieron, la mente de Manuel estaba en el despachito del restaurante. Intentaba imaginarse que hacía su mujer. Suponía que lo estaba pasando mal, el informe habría sido como una bofetada, quería enfrentarla con la dura realidad. La idea de que añadieran fotos al informe y se lo hicieran llagar a Paqui, era su bofetada, el golpe por su ofensa. El golpe moral, que le asestaba y no habría otro.
Supuso que Paqui llamaría a Luis para decirle lo que ocurría. Para avisarle, para que huyera no se que se pusiera a salvo. La conocía bien, seguro que intentaba tapar al chico.

Una sonrisa dolorida cruzó por su rostro, imaginaba a Paqui sufriendo y no le molestaba.

Decidió darle una vuelta de tureca más a la situación, cuando llegó a casa llamó a su mujer,con una escusa baladí. Como el que no quiere y riendo dijo:

Oye por cierto, Luis no ve claro el quedarse con nosotros. Puede que tengas que hablarle tú seguro que tienes argumentos para borrar sus temores.  Un silencio de muerte se produjo al otro lado, Manuel continuó. Bueno ven pronto, hoy es lunes no hay mercado de pescado, espero que llegarás pronto. ¿Ah ha llegado el informe? Tráelo a ver si por el sabemos que pasa. Silencio...

Hasta luego gacelita, uf cuanto tiempo hace que no te decía eso un beso y colgó.

Fin de la historia.

Tú que me has leído hasta aquí puedes rematar el cuento como quieras. Imagina el desenlace que te parezca bien. Yo lo dejo aquí quiero suponer que Paqui llegó a casa, que entregó el informe que Manuel lo leyó y la abrazó, creo que tengo algo de culpa en esto. Me parece que haremos bien en contratar a Luis, dejarlo al frente del negocio y tu y yo dedicarnos a recuperar el tiempo perdido... En fin tu mismo si quieres que termine en un drama es cosa tuya. YO LO DEJO AQUÍ

25 de Mayo del 2013. 

Triángulos amorosos siempre hubo y habrá. Suelen ser de geometría variable como algunos aviones. Por lo que se de geometría casi todos los triángulos son escalenos...
 

Publicar un comentario