viernes, 24 de mayo de 2013

La Paqui penúltima entrega.



Habían pasado cuatro o cinco días desde que Manuel tuvo noticia de la infidelidad de Paqui.

Era un lunes. Todo parecía discurrir con normalidad, aquella semana Luis tenía el turno de mañana. Los lunes suelen se días flojos en restauración. Sería entre cuatro y cinco, la hora del relevo, la cocina había quedado limpia como una patena, Manuel estaba haciendo arqueo, preparaba el dinero en billetes para llevarlo a la caja del banco.  Pidió un desglose por cubiertos, cocina, bodega, aperitivos y postres. Mientras el ordenador lanzaba el resultado apareció Luis.

Manuel lo llamó:

-Luis mira tengo aquí algo interesante.

- ¿Si jefe?

- Si mira hay una correspondencia entre los aperitivos, vermut y las carnes y los finos y vinos blancos y el pescado.

Quiero decir que parecen unánimes a la hora de pedir, o todos toman carne o todos toman pescado. Puede que tengas razón, podíamos ofrecer un menú, selección de pescado o marisco, acompañado de principio a fin con un cava, es evidente que casi todos los grupos de hasta seis comensales tienen una cierta uniformidad en las comandas. Podríamos aprovechar la oferta de *** y reducir un poco el volumen de D.O. y añadas en la bodega.

Hace tiempo que me preocupaba la cantidad de dinero que hay que tener en vinos para lo poco que salen, como dices tú lo poco que rotan. Piensa que ofrecerías  que cava junto a que platos.

En eso se hallaban, cuando entró Paqui dispuesta a iniciar su trabajo. Le dio un beso a Manuel, para los dos no dejaba de ser una situación embarazosa besarse delante de Luis, el amante.

-Vienes un poco antes ¿no? dijo Manuel.

- Si tengo faena de administración atrasada, hay que pasar los datos la gestor pronto toca declarar el IVA.

- Ah bien, la fidelidad de las cargas fiscales dijo Manuel ( luego pensó ¿por qué habré usado esa palabra fidelidad? al mismo tiempo que se decía tu vienes a ver a Luisto que esta semana no lo tienes fácil ) Por cierto te he dejado sobre la mesa del despachito el informe de Luis hay que enviarlo a la escuela la tabla ya está llena, creo que tu redactarás mejor una nota.

- Luis un poco incómodo, dijo bueno yo me voy para que puedan hablar de mi.

Manuel contestó, no espera, ya sé que el informe que demos de ti a la escuela no deberías verlo. Pero no tengo más que decir. ¿Hacia dónde vas?

-Quiero acercarme por la escuela, tengo que mirar unos datos en la hemeroteca, algo relacionado con el retro-sabor del cava y el marisco. Había una revista que hablaba de ello y no pude leer el artículo en su momento.

-Veo que ya te estás haciendo una idea como mejorar el negocio. Le he propuesto que nos ayude a crear un menú de marisco o pescado y cava dijo Manuel a modo de explicación a Paqui.   

- Si me esperas un momento, te acerco con el coche tengo que dejar un ingreso en la caja del banco y te llevo hasta la escuela, yo también debería hacer alguno de esos cursos que dan para profesionales.

Y continuó mirando a Paqui, te he dejado unas notas más junto al informe de Luis ya las verás.

Se despidieron Manuel y Luis cruzaron la puerta hacia la calle.


Publicar un comentario