lunes, 27 de mayo de 2013

Paseo por la red II (Libertad de expresión)




Cabreo personal con Hi5. Alguien me mandó su página y yo me apunté con el perfil de FB.

Ahora resulta que no puedo poner mis blogs, debe ser una prohibición estatutaria.

Y me lo dicen a mí que me pasé varios años con el pin de libertad de expresión en la solapa.


Es algo que no tolero, la palabra, el verbo, es el único tesoro del humano. Lo es en cuanto expresión de su pensamiento. Es más los filósofos de la ciencia dicen que todo reside en la palabra en el signo. Porque con signos o palabras construimos nuestra vida nuestro pensamiento. Supongo que quieren decir que el cerebro se comunica con el cerebro por medio de significados; las palabras.


Bien dejemos a un lado la filosofía. El otro día me invitan a un grupo, algo que generalmente aborrezco, para mí grupo tiene algo de rebaño.

En fin entro, me presento, propongo que voy a desarrollar y cuando vuelvo a ampliar los datos me encuentro que zas han borrado mi primera aportación sin explicación del motivo.

Eso es una falta de respeto humano; que define muy bien las carencias del que está a cargo o es creador de la cosa.

¿Será posible ser tan majadero? Que una persona física, sea tan excluyente, como una corporación; abominable.  El pedorro este, perdón por la palabra, solo quiere tener una especie de granja donde cultiva nicks por lo que producen. Se le da dos higas quien es el que produce y su motivo, no creo que quepa mayor desprecio al ser humano.

"Uste" aquí será como vaca lechera y ordeñará su ubre de poeta, producirá cada semana un verso; si no es así lo ninguneo.


Pues no señor, si no se quien hay detrás del escrito puede usted ahorrase el verso...


Volviendo a Hi5. Ya he visto las fotos de una anciana (varias) en ropa interior. Pobres, no tienen una hija a mano que les diga ¡Pero mamá! que ser liberada no es eso.

En fin cosas de la red, fotos de antiguas y versos sin rostro humano. El infierno son los otros (Huis Clos  Jean-Paul Sartre 1944) Debe ser por eso que los *** limitan el acceso a la expresión integral del sujeto. Son como San Wert patron de la formación mutilada.
Publicar un comentario