martes, 18 de mayo de 2010

Comentario Borrado

He borrado mi comentario  al post anterior y lo copio corregido y aumentado como post.

En realidad es la historia de una ambición frustrada.
Se dice que en la vida asciendes hasta el nivel de incompetencia.
Garzón; que probablemente, tenia puesta su mirada en la cartera de interior o puede que mas arriba, no supo calcular, que en su camino encontraría gente tan ambiciosa como el. Más ambiciosa que el, sobre todo con acceso a resortes del poder que el no tenía. Con un historial de militancia en la clandestinidad con un "golpe de estado" en el Congreso de Suresnes algo que Garzón no supo evaluar.

Vista bajo esta luz el caso Gal es una revancha. Mantiene uno de las paradojas del Señor Garzón si hace pocos días señalaba que parecería correcto, que el señor Garzón iniciase instrucción para ver si los insultos al TS y al juez Varela en las manifestaciones en su favor eran delito.  Habría que pensar si por ser persona al servicio del partido no conoció. Pormenores de los Gal que le llevaron a instruir el caso.

Mas tarde, el procesamiento de Pinochet, que Garzón tenía que entender como imposible. No hay antecedentes Francia mantuvo como residentes en su territorio a Bokasa y algún que otro dictador africano contra las demandas de extradicción del propio país. Está visto que esa ocurrencia solo la tuvo el  de los mas de ochenta jueces de la AN y solo fue una especie de rabieta de niño, una forma de decir mira que fuerte soy y lo que puedo hacer. Porque también debía entender que si pretendía recordarle a alguien algún silencio, el hecho de que después de ese ejercicio, le llovieran prebendas solo significaría la culpabilidad del que las otorgaba.

Creo que allí se produjo el segundo patinazo del juez. Cualquier partido lo consideraría, conflictivo. Con el caso Pinochet, Garzón firmó su condena al ostracismo. Solo había que darle cuerda para que al final terminase ahorcado por propia mano. Eso si, con el dolor irreparable de la chusma, que dura, lo que las cámaras de Tv están grabando. Tres telediaros.

Darío

Próxima entrega El Xarnego en el Palau de Sant Jaume.

Darío
Publicar un comentario